La madrugada del 17 de julio de 2020 le cambió la vida para siempre a Jorge Ríos, un herrero jubilado de 71 años, que en el marco de un intento de robo, en su casa de  Quilmes, mató a uno de los cinco delincuentes. A un año del caso, el fiscal que lleva adelante la causa, pidió cerrar el expendiente, y elevar a juicio la causa con la acusación de homicidio agravado, que podría derivar en una condena de hasta 25 años de prisión para el jubilado.

El fiscal Ariel Rivas solicitó al juez de Garantías 2 de Quilmes, Martín Nolfi, la elevación a juicio de la causa que se le sigue a Ríos, quien no está con prisión preventiva, pero aún permanece con custodia policial tras la muerte de Martín Moreyra, el delincuente fallecido de 26 años.

Tras conocer la decisión de elevar a juicio su expediente con la imputación de homicidio agravado, Ríos comentó: “Todo esto se pudo haber evitado. El fiscal me desorienta y está situación nos afecta a todos”.

Por su parte, el abogado Fernando Soto, defensor del jubilado junto a Marino Alejandro Cid Aparicio, confirmó a que el funcionario judicial requirió que sea juzgado por el delito de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego”.

”Estamos evaluando si pedimos nuevamente el sobreseimiento en la causa, aunque al juicio no nos opondremos ya que queremos que se termine este calvario para Jorge”, dijo Soto.

Los hechos investigados ocurrieron entre las 4 y las 4.50 de la madrugada del 17 de julio del pasado año, cuando cinco ladrones ingresaron por tercera vez en la misma noche a robar a la vivienda de Ríos. El jubilado fue golpeado hasta que pudo agarrar una pistola 9 mm que guardaba en su vivienda y disparar contra los asaltantes. Los ladrones huyeron, pero uno de ellos quedó rezagado y cayó herido a 60 metros de la vivienda donde Ríos le habría disparado. El episodio quedó grabado por las cámaras se seguridad. 

Para la fiscalía, Ríos remató a uno de los ladrones con un disparo fuera de su hogar.

Rivas, titular de la Unidad Fiscal de Instrucción (UFI) 1 de Quilmes, había desdoblado el expediente que tiene por un lado al homicidio de Moreyra con el jubilado Ríos como imputado, y por el otro, a los cuatro sospechosos de ser los cómplices del fallecido en el asalto.

Los acusados por “hurto agravado por escalamiento en concurso real con robo agravado por el uso de arma de fuego” son Christian Javier Chara, David Ezequiel Córdoba, Martín Ariel Salto y Claudio Nicolás Dahmer, quienes serán juzgados en otro debate y siguen detenidos con prisión preventiva, ya que el fiscal y el juez consideraron que existe un alto riesgo de fuga.

Por su parte, Ríos aguarda en su casa por el desarrollo de la causa penal en la que continúa procesado y, en caso de ser condenado, podría recibir una pena de entre 10 y 25 años de prisión.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy