Un fiscal solicitó que se reanude el proceso penal contra el músico Cristian “Pity” Álvarez (49) por el crimen de un vecino, cometido en 2018 en el barrio porteño de Villa Lugano, y que el acusado quede detenido bajo el régimen de prisión domiciliaria con vigilancia electrónica, informaron este miércoles fuentes judiciales.

Sandro Abraldes solicitó la medida ante el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional (TOC) 29, que en abril del año pasado rechazó el pedido de sobreseimiento para el ex líder del grupo de rock "Viejas Locas", ordenó el cese de la prisión preventiva y suspendió el debate oral en el que debía ser juzgado por el asesinato de Cristian Maximiliano Díaz (36), al considerar que el acusado no estaba en condiciones psíquicas de afrontar el proceso.

De acuerdo con lo informado por el sitio institucional fiscales.gob.ar, un informe reciente del Cuerpo Médico Forense dio cuenta de la mejoría en el estado de salud del “Pity”, por lo que el lunes pasado se llevó a cabo una audiencia para debatir la posibilidad de que el músico pueda enfrentar un debate oral
Álvarez estuvo presente y contestó preguntas tanto del fiscal como del tribunal.

 


Finalmente, Abraldes postuló que el TOC 29 reasuma el control sobre la situación del cantante, que se reanude el proceso penal y que sean supervisados los tratamientos a los que el imputado se somete para mejorar su condición de salud, como la asistencia diaria a un centro de día.

En ese sentido, solicitó que el “Pity” pase a un régimen de detención domiciliaria con vigilancia electrónica, lo que le permitiría continuar con su tratamiento y regresar a su hogar.

Ahora, los jueces Gustavo Goerner, Juan María Ramos Padilla y María Cecilia Maiza evaluarán la solicitud del representante del Ministerio Público Fiscal (MPF) y darán a conocer su decisión la semana que viene.

El mes pasado, el ex integrante de "Intoxicados", quien permanecía internado en un centro terapéutico de la localidad bonaerense de Castelar, reapareció con una banda tocando uno de sus temas en un video difundido a través de las redes sociales.

 

 

 

¿Cómo ocurrió el crimen?

El hecho por el que el cantante, guitarrista y compositor está acusado ocurrió el 12 de julio de 2018 frente a la Torre 12 B del barrio Samoré, en la intersección de Dellepiane Sur y avenida Escalada, en Villa Lugano.

De acuerdo con los investigadores, Álvarez salió de allí junto a su novia y de repente se acercó a ellos Díaz, alias "Gringo", un conocido del barrio con quien comenzó a discutir.

Según la acusación, esa discusión fue porque la víctima le recriminó al cantante andar diciendo que él le había robado unas pertenencias de una mochila.

Testigos afirmaron que Díaz empujó e intentó pegarle a "Pity", momento en que el artista extrajo una pistola calibre .25 para luego efectuar a la víctima un primer tiro en la cara y rematarla de otros tres.

Poco después, Álvarez subió con su novia a un Volkswagen Polo y, a los pocos metros, le pidió a la joven que arrojara la pistola en una alcantarilla, tras lo cual ambos fueron al local bailable "Pinar de Rocha" de la localidad bonarense de Ramos Mejía.

Álvarez estuvo casi un día prófugo, hasta que el 13 de julio de 2018 se entregó en la comisaría 52, único momento en el que se refirió al hecho cuando le dijo a la prensa: "Lo maté porque era él o yo. Y creo que cualquier animal haría lo mismo".

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios