En la localidad santafesina de Ceres, una joven de 20 años fue asesinada por su pareja, un policía de 25 años que le disparó con su arma reglamentaria.

El crimen sucedió el jueves por la tarde. La víctima había sido madre unos meses atrás y el agresor se encontraba en la vivienda cuando llegó un patrullero y se lo llevó detenido. 

Todo indica que habría utilizado el arma reglamentaria con la que realizaba su trabajo de policía pero todavía restan hacer las pericias.

El hombre permanece detenido acusado de homicidio, mientras en el lugar el personal forense y la fiscalía recopilan datos del hecho.