Su dificultad para hablar delató a su banda, a la que le atribuyen al menos ocho entraderas en Luján de Cuyo, provincia de Mendoza. El hombre gangoso fue capturado luego de robar junto a dos cómplices. Los detenidos fueron identificados como Rocío Belén Toigno (20), Juan Pablo Pastrán (22) y Cristian Adrián Morales (28). Este último tiene voz nasal y ello delató a la banda. Es que, según tienen acreditado los investigadores, en varios asaltos las víctimas denunciaron que uno de los ladrones era gangoso.

Una mujer de 45 años llegó a su casa, ubicada en calle América al 1300 del barrio Huentota.  Cuando estaba por bajar de su Fiat Punto de color rojo fue sorprendida por tres hombres y una mujer que llegaron al lugar a bordo de un Peugeot 308 de color gris. Los ladrones la amenazaron con un arma de fuego y la obligaron a ingresar a la casa.

Ya en el interior, robaron dos televisores, un horno microondas, un parlante, una cartera con documentación y 10.000 pesos en efectivo. Todos los elementos fueron cargados en el vehículo de la víctima. Los asaltantes escaparon a bordo de los dos automóviles. La víctima llamó al 911.

Según tienen acreditado los investigadores, en varios asaltos las víctimas denunciaron que uno de los ladrones era gangoso.

El comisario y su chofer se dirigieron al barrio Las Margaritas, donde lograron localizar al Peugeot 308, por lo que iniciaron una persecución que terminó en la esquina de Santa Fe y San Martín, de Luján. Los sospechosos fingieron estar comprando en un minimarket que se encontraba abierto al público.

Los policías los hicieron descender del auto gris y comenzaron a requisarlos. En eso, uno de los tres hombres tomó un bolso y comenzó a alejarse corriendo. El chofer lo persiguió y hasta realizó disparos intimidatorios. Pero sólo consiguió que arrojara el bolso y continuara la fuga. En el interior del bolso había una pistola calibre 11,25 marca Ballester Molina con cinco proyectiles en su cargador.

Un patrullero llegó en apoyo de los efectivos, que continuaron con la requisa del auto. Los dos jóvenes que quedaron aprehendidos se negaban a hablar pero la muchacha que los acompañaba finalmente guió a los uniformados a la zona donde habían dejado abandonado el auto robado.

Con la sospechosa a bordo de un móvil, los efectivos realizaron un intenso rastrillaje hasta que lograron dar con el Fiat Punto en el cruce de calle La Unión e Isla de Bordón 3, del barrio Lomas de Chacras. El vehículo estaba cerrado y en su interior estaban todos los elementos sustraídos durante la "entradera".