Nahir, detenida por el crimen cometido el 29 de diciembre.

Una cordobesa detenida en Gualeguaychú pidió que no la encierren en la misma comisaría en la que se encuentra alojada Nahir Galarza. Efectivos no accedieron a su solicitud y, luego de conocer a la imputada por el crimen de Fernando Pastorizzo, terminó "enamorada" de ella.

La cordobesa, Lucía, fue detenida por generar disturbios en un boliche de la zona y al llegar a la Comisaría de la Mujer y la Familia, donde se aloja Galarza, pidió que no la encierren en ese lugar porque le tenía miedo a Nahir, según informó el vocero de la familia de la imputada, Jorge Zonzini a Crónica.

Sin embargo, aunque la chica "pidió y hasta rogó que no la ubicaran en esa comisaría", los pedidos no fueron escuchados y las jóvenes terminaron siendo compañeras de detención.

En el tiempo en el que estuvieron juntas, Lucía logró conocer a Nahir y terminó "enamorada" de ella. Zonzini relató que las jóvenes "se hicieron amigas al poco tiempo" de conocerse y la cordobesa terminó ofreciéndose para defender a la imputada por el asesinato de Pastorizzo frente a los medios de comunicación. 

"Entró a la comisaría con miedo, pensando que Nahir le iba a hacer algo grave. Sin embargo, salió sin poder creer el linchamiento público que la imputada sufre", dijo el vocero.

Agregó: "No podía creer que se encontró con una nenita y no con un monstruo. Se hicieron re amigas. Terminó enamorada de Nahir y dijo que iba a defenderla y bancarla frente a todos los medios. La ama. Fue genial la relación que tuvieron".