El lunes, en la localidad de Tristán Suárez, partido de Ezeiza, a la vera del arroyo Aguirre apareció una valija con un cadáver adentro. El cuerpo era de un ciudadano oriental que tenía una profunda herida cortante en el cuello. Los voceros revelaron por entonces a cronica.com.ar que el macabro hallazgo estuvo a cargo de un grupo de cartoneros. 

Por sus rasgos y la brutalidad del crimen, desde un primer momento se apuntó a la famosa "mafia china" que opera en la Argentina. Los investigadores, de hecho, creen que la víctima trabajaba para un nuevo grupo liderado por ex miembros de los carteles más poderosos de dichas organizaciones criminales: Pixiu de "A Di" y Hua Yí, que es comandado por "Feng Feng".

SI bien aun no se determinó con certeza la identidad del sujeto, luego de viralizarse las fotos del macabro hallazgo, en la comunidad sospechan que la víctima es un joven de unos 20 años conocido como "A Pui" o "gordo pequeño". Creen además, que el móvil del crimen estaría relacionado a un ajuste de cuentas. Estiman que se quedó con dinero de la mafia o que fue asesinado por la rivalidad entre los grupos.

Para determinar si efectivamente se trata de "gordo pequeño", deberán cotejar sus huellas digitales con las de Migraciones. Eso siempre y cuando "A Pui" haya ingresado a la Argentina de forma legal. En tanto, si lo hizo de forma clandestina, el trámite será más difícil dado a que deberán enviar las impresiones a China.

En otro orden, la autopsia al cadáver encontrado el pasado domingo, develó que el cuerpo presentaba una herida punzo cortante en el cuello y en el tórax, que le habrían provocado la muerte.

Ver más productos

La Iglesia recuerda a Santa Angela de Mérici

La Iglesia recuerda a Santa Angela de Mérici

"El alma de las flores", el libro de Viviana Rivero que podés adquirir en www.cronishop.com.ar

Lecturas de verano: dos generaciones atravesadas por un mismo destino

El presidente Alberto Fernández trabaja en distintas cuestiones.

La lista de candidatos a la embajada del Vaticano que prepara Alberto

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Ver más productos