Se llama Ariel Máximo Cantero, pero tiene varios apodos “Guille”, “Roberto”, “Tarta” y “Anteojito” entre los más conocidos. Es hijo de Celestina Contreras y nació el 14 de mayo de 1988. Tiene apenas 33 años y este jueves recibió su séptima condena y ya acumula 84 de prisión entre todas, aunque luego se unifican.

Está en pareja con Vanesa Barrios, con quien tiene dos hijos y también fue condenada por narcotráfico. Él ha cubierto a la ciudad de Rosario, sobre todo la zona del sur en Las Flores y La Granada, con un manto de terror y violencia. En lo que va del año se estima que hubo al menos 174 víctimas fatales producto de los tiroteos.

Por qué condenaron a Guille Cantero

El capo narco se entregó a la policía en junio de 2013, cuando lo buscaban por el homicidio del dueño del boliche en el que mataron a su hermano. Desde entonces está detenido y en abril de 2018 fue condenado a 22 años de cárcel por ese crimen y por asociación ilícita, junto a otros miembros de la banda.

Sin embargo, no cesó su actividad delictiva. Marihuana, cocaína, amenazas, secuestros, balaceras y en el último juicio lo ahora lo acusaron de dirigir desde la “comodidad” de su celda, varios ataques contra jueces. “¿Mi oficio? Contrato sicarios para tirarle tiros a los jueces”, dijo en la declaratoria.

Este último juicio se llevó a cabo luego de un nuevo ataque contra el Centro Penal de Justicia, con el que el líder de Los Monos pretendía volver a intimidar a los jueces y fiscales que estaban detrás de sus causas abiertas.

¿Quién es el líder de Los Monos?

 “Guille” se crió, junto a su hermano Claudio “Pájaro” Cantero [a quien se lo señalaba como el líder y quien fue asesinado por sicarios hace ocho años] en una casa ubicada a pocos metros del lugar en el que se casaron Lionel Messi y Antonella Roccuzzo. Con el paso de los años se sumó otro “hermano” llamado Ramón “Monchi” Machuca, un adolescente que se ganó el cariño de la madre, pero que nunca se llevó bien con él.

Luego de que acribillaran a su hermano en el 2013, el homicidio quedó impune, por lo que Los Monos decidieron hacer justicia por mano propia y mataron a las familias de quienes creían que habían sido responsables de ordenar el crimen.

El de este jueves es el séptimo juicio que afronta Guille Canteros,  aunque aseguran que adentro de la cárcel ha afianzado su organización criminal (Imagen de archivo).

En cuanto a delitos, se dedicaron a “de todo un poco”. Comenzaron como cuatreros, luego vendiendo protección a los narcos que operaban en el barrio. Poco a poco fueron creciendo y blindando zonas. “A quien se le tiene miedo es a ‘Guille’. Pájaro era conciliador, para ser violento tenía que suceder algo extremo. Manejaban La Granada, Las Flores y 17 de Agosto donde no entraba ni la policía, ni el comando, ni nada, tenían un control absoluto de estos barrios”, detallaron testigos en las primeras causas.

La “organización” siguió creciendo a pasos agigantados. Mientras “El Guille” se encargaba de tejer redes para ganar territorio el Monchi lidiaba con las fuerzas de seguridad. Pero según todos los que declararon, tiene una sola debilidad: “La Cele”. Ambos hermanos eran muy apegados a su madre, el mayor incluso se había construido una casa detrás de la de ella.

Mirá lo que dijo su cuñada a Crónica HD