El presunto asesino serial de Ramallo, acusado del triple homicidio de su hermano, su hija de 10 años, y su madre, a quienes les habría suministrado algún tipo droga mientras estaban hospitalizados, continúa detenido. En medio de la investigación que se desarrolla, se conocieron imágenes de cómo actuaba, y salieron a la luz testimonios de personas que lo conocían. 

¿Cómo describen al sospechoso de haber cometido el triple homicidio?

El acusado del triple crimen, identificado como Pablo Damián Grottini, trabajaba en una funeraria como chofer de cortejos. Según allegados, Grottini solía hacer humor negro en referencia a la actividad a la que se dedicaba. Incluso tenía un chiste recurrente que repetía a quienes conocían su trabajo. Les hablaba de ataúdes y les decía: “La próxima, te mido a vos”. Sin embargo, nadie se imaginaba esta noticia, que causó conmoción en todos los vecinos del barrio Naya de la zona de Villa General Savio en Ramallo, donde vivía junto a su madre sobre la calle Tucumán. 

Obsesivo, detallista, y con cierta fascinación por los cementerios y la muerte. Así lo describen al presunto asesino serial, quien iba con frecuencia al cementerio de San Nicolás, donde está la bóveda con los cuerpos de sus abuelos. En sus frecuentes visitas limpiaba sus cajones y los abría para ver los cuerpos, décadas después de muertos.

Investigación y detención

En el marco de la investigación, salió a la luz un video que muestra como Grottini espiaba a las enfermeras en el hospital San Felipe, en la ciudad de San Nicolás, minutos antes de que se descubriera que el suero de su madre había sido pinchado.

Grottini fue detenido en la localidad bonaerense de Villa General Savio como sospechoso de haber cometido el triple asesinato.

El arresto se dio luego de los testimonios de personas que integran su círculo íntimo y el análisis de su teléfono celular y su computadora, donde se comprobó que realizó búsquedas en Google sobre "qué pasa si infiltras aire en las venas" o "que se puede tomar para provocar la muerte".

La investigación comenzó el sábado último cuando una mujer, llamada Teresita Di Martino (61), murió en el hospital San Felipe de esa ciudad ubicada a 240 kilómetros de la Capital Federal, en la zona norte de la provincia de Buenos Aires.

Fuentes policiales y judiciales informaron que la mujer llegó descompuesta, trasladada por su hijo, quien trabaja como empleado de una empresa de servicios funerarios.

Según las fuentes policiales y judiciales, luego surgió, en base al testimonio de conocidos y vecinos, que un hermano llamado Germán (un deportista y guardavidas de 32 años) y la propia hija de 10 años de Grottini (que padecía un retraso madurativo) habían fallecido en circunstancias similares, el primero en julio de 2019 y su hija en julio de 2021 .

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy