El presidente de Victoriano Arenas, Domingo Sganga, fue asaltado en la noche del jueves cuando salía del club ubicado en la localidad de Valentín Alsina.

El dirigente caminó apenas unos metros desde la sede social de la institución a su casa con dos bolsas: en una llevaba los 250 mil pesos que entre este viernes y sábado, sería repartida como "premio" en el plantel por haber obtenido el ascenso a la Primera C.

Según le comentó un allegado a la Comisión Directiva a Crónica.com.ar, "se bajaron de una camioneta estacionada en la puerta, lo agarraron y le pidieron la bolsa. Él tenía dos: una con ropa y otra con la plata y le pidieron la que tenía el dinero. Como que lo tenían marcado, fue una batida"

Acerca de si tienen algún indicio sobre quién "entregó" al presidente, agregaron: "No sospechamos de nadie. Sobre todo de la hinchada como se dijo, todo lo contrario. Ellos colaboran activamente con el club y con todo lo que se hace acá". La institución hizo la denuncia y ahora esperan novedades de la investigación. 

El problema más allá del disgusto, radica en volver a juntar el dinero, algo que cuesta muchísimo en las categorías de ascenso. "Ahora tenemos que ver cómo juntamos ese dinero que nos falta. Los chicos están tristes porque se la re merecen por haberse roto el c... y haber logrado el ascenso" agregó.