"¡Aberrante!". La única definición que le cabe a un violento episodio de maltrato infantil en plena calle. Ocurrió en la provincia de Corrientes, más precisamente en la localidad de Santo Tomé. ¿Qué pasó? Una madre zamarreó y golpeó´en reiteradas oportunidades a su hija, una chiquita evidentemente menor de edad, que le imploraba piedad.

Las imágenes quedaron registradas en una cámara de seguridad, ubicada en las adyacencias de la calle Escalada, casi en la esquina Independencia. Allí se puede observar a la mujer que camina por la vereda y lleva a la nena en su mano derecha.

Luego de hacer algunos metros, ambas bajaban un escalón, cuando la nena perdió la estabilidad. Si bien ambas siguen caminando, en un momento la menor se tropieza y al caer al piso decidió que no quería levantar para continuar con la marcha.

Por este motivo, la mujer se ofuscó y empezó a darle patadas y golpes de puño, dos patadas en la cabeza y una piña en la cara. Posteriormente, la menor quedó tendida en el suelo boca abajo. Rápidamente, su madre la levantó a la fuerza y la llevó a rastras hacia la vereda de enfrente. Un vecino que circulaba por allí, también filmó la secuencia completa.

La Policía intervino en el caso de la violencia infantil

Luego de que las imágenes comenzaron a circular en las redes sociales, la Policía de Corrientes intervino de oficio. Por este motivo, efectivos de la Sección de la Mujer y el Menor —dependiente de la Unidad Regional V de Policía de Santo Tomé—, decidieron acercarse a las calles indicadas en la filmación.

Pese a esto, no encontraron testigos debido a que los locales estaban todos cerrados. Según expresó el diario local El Litoral, la Policía pudo dar con la mujer siguiendo los comentarios hechos por los vecinos en redes sociales de los distintos medios de comunicación locales que reprodujeron la noticia.

Luego de las averiguaciones, dieron con la mujer: fue identificada con las iniciales F.C.M. —de 22 años—. Tras ser hallada, fue trasladada a la Comisaría de la Mujer. La Justicia luego descubrió que está embarazada de mellizos.

Asimismo, los efectivos indicaron que la joven aseguraba que lo sucedido no había pasado, que no había golpeado a la menor. Además, no quería decir dónde estaba su hija en ese momento. Una familiar de la joven le comentó a los policías que “siempre agrede física y verbalmente a sus hijos” y que “no es la primera vez que sucede esto”.

"La mujer tiene una disminución notoria de sus facultades mentales".

Tras el examen de una médica policial, se solicitó la internación de la niña, que fue trasladada al Hospital Juan Bautista y quedó al resguardo de su abuela materna.

“La mujer tiene una disminución notoria de sus facultades mentales y se comprobó que vive con al menos otro hijo menor en una situación de extrema vulnerabilidad y marginalidad. Es como si estuviera primatizada, necesita ayuda y contención. Ahora, le van a practicar exámenes psicológicos y psiquiátricos, precisaron desde la Unidad Fiscal de Santo Tomé, que interviene en el caso a cargo de Facundo Cabral. Esto se suma al embarazo que presenta la madre.

Ver comentarios