Los problemas extrafutbolísticos siguen dando muchos dolores de cabeza al club Boca Juniors, y luego de los videos y rumores que se dijeron sobre el problema que tuvieron el futbolista Eduardo Salvio y su ex pareja, Magalí Aravena, en la madrugada del jueves en la zona de Puerto Madero, el denunciado se presentó ante el Ministerio Público Fiscal y dio su versión ante la causa que enfrenta por “lesiones en contexto de violencia de género”.

"Me gustaría aclarar que con Magalí nos separamos a principios de marzo. Tuvimos una cena en la que quedó clara la separación en buenos términos. Al principio estuvimos conviviendo, pero separados, cada uno dormía en habitaciones distintas con los chicos. Ella finalmente se mudó hace 12 días aproximadamente", dijo el jugador "xeneize".

 

"Sol saca una foto y hace una publicación en Instagram. Inmediatamente me llama mi ex mujer. Me fui a hablar al baño. Me dijo: 'Hijo de puta, te voy a arruinar la carrera, te vas a ir a jugar a Nigeria, sacame a esa puta de mi casa' (...) Le pedí por favor que me dejara hacer mi vida y ahí empecé a escuchar a mis hijos y ella les dijo: 'Cámbiense que vamos a ver a su papá, a la mierda de su papá'", agregó.

"Cuando llegó a donde yo estaba empezó agrediéndome a mí y a romper más el auto. Ahí me fui, di una vuelta y me quedé a la vuelta. Nunca me di a la fuga. Me quedé en la esquina. Es cierto que estaba nervioso, no sabía que iba a pasar esto", relató el jugador.

Una parte del escrito judicial.

"A eso de las cuatro de la madrugada recibí mensajes de Magalí amenazándome, diciendo que todavía no había ido a lo penal, que si yo daba un paso en falso iba a ir en contra de mi persona", anunció.

"Me llamó y me dijo que la atropellé, que la lastimé, que la quería matar y yo le aclaré que nunca fue así. Ella me dijo que solo podía estar con ella, que quería que estemos los cuatro y que no podía aceptar que estuviera con otra mujer. Me cortó y yo estaba camino a mi casa porque tengo entrenamiento al otro día", agregó en el escrito.

El testimonio de Eduardo Salvio.

"En el día de hoy por la mañana fui a entrenar como hago todos los días. Del club me dijeron que me tome el día para resolver el tema con la Justicia y me contacté de inmediato con mi abogado", agregó.

"Al inicio del video se ve una figura caer, es ella que después de dar tres patadas, saltó hacia atrás. Ella saltó, no se cayó. Cuando ella saltó di marcha atrás para irme y ella vino corriendo hacia el auto, al costado de la ventana de atrás del lado derecho".

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

 

Ver comentarios