La Cámara Penal de Esquel dictó este lunes la prisión preventiva por 15 días a un hombre de 32 años que el pasado fin de semana agredió al enfermero que estaba de guardia en el hospital, a quien le arrancó el lóbulo de la oreja derecha de una mordida, informó la policía de Chubut.

La jefa de la seccional primera de Esquel, Carolina Pauli, dijo que "por disposición de la justicia, la persona permanecerá detenida por 15 días de manera preventiva por los cargos de daños, lesiones graves y resistencia a la autoridad".

Los hechos ocurrieron en el hospital local cuando el agresor, identificado como Sebastián Toomsen y oriundo de Mar del Plata, ingresó a la guardia en horas de la madrugada por una dolencia en la espalda.

"Enojado porque no lo atendieron de inmediato, primero golpeó la puerta, luego comenzó a patearla y por último ingresó para agredir directamente al enfermero que estaba en el interior haciendo su actividad", describió Pauli.

La jefa de la comisaría primera explicó que "el enfermero refiere a que en plena refriega nota que le corre un líquido tibio por la parte del cuello y percibe que es su propia sangre, lo cual comprueba luego cuando el agresor escupe el pedazo de oreja que le había arrancado de una mordida y tenía en la boca".

De acuerdo con fuentes hospitalarias, el enfermero se encuentra fuera de peligro y fue operado mientras Toomsen "fue arrestado tras una hora y media de refriega, porque se resistió por todos los medios e incluso se autolesionó en el calabozo".

El joven llegó a Esquel la semana para hacer su actividad laboral, vinculada con la venta de libros, y no contaba con ningún antecedente penal en esa jurisdicción.