Dos hombres que ingresaron a una estancia en inmediaciones del camino viejo a Miramar a robar espigas de maíz fueron aprehendidos el lunes a la tarde por personal del Comando de Patrullas Rural.

Personal policial observó a los hombres de 19 y 69 años en un campo a la altura del kilómetro 18 del camino viejo a Miramar. Tenían en su poder un machete, una hoz y un cuchillo con el que cortaban las espigas que guardaban en varias bolsas arpillera.

Los policías al revisar el auto en el que se desplazaban, se encontraron que  la patente y la cédula verde pertenecen a otro vehículo, por lo que también se les formó una causa por encubrimiento automotor.

La fiscal de Flagrancia María Isabel Sánchez dispuso el secuestro de 100 kilos de maíz, del auto y de las herramientas que tenían en su poder. Tras ser notificados de una causa por hurto en grado de tentativa, ambos recuperaron la libertad.