El médico fue detenido anoche inicialmente acusado de “abuso sexual gravemente ultrajante” en perjuicio de un hombre de 51 años y de un menor de 15 años.

Pero durante esta mañana la fiscal recibió otras denuncias contra el profesional, una de un hombre que fue su paciente y otra de un alumno del médico.

De acuerdo con los voceros de la investigación, los pacientes denunciaron que el médico, en el marco de un control, “los sometió a una serie de manoseos que incluyeron la masturbación” de las víctimas.

Juan José Losinno, abogado del médico, expresó que su defendido “es un médico que ha cumplido cabalmente con su función; su detención es injusta”.

"Cuando uno va a hacer una consulta por urología no puede pretender que no le toquen las partes íntimas, es una situación incómoda, vejatoria, que puede dar lugar a malas interpretaciones, es cierto, pero si hay un sentimiento de incomodidad está alejado del abuso sexual”, explicó.

Además, el defensor oficial de Colaci, declaró que “tiene una trayectoria impecable, con 70 pacientes por día” y remarcó que “lo que hubo es un tocamiento de zona peneana con fines médicos, no con fines lascivos”.

El abogado cuestionó que durante esta mañana se recibió la declaración de otras dos presuntas víctimas del médico y que no se le informó para que presencie la instancia, por lo que “se tomaron a espaldas de la defensa”.

"Todas las víctimas relatan lo mismo, que había un tocamiento en la zona peneana;  y sí, un urólogo lo que toca es la zona peneana”, remarcó, tras lo cual informó que recusó a la fiscal “por no habernos notificado que se tomarían esas dos declaraciones testimoniales esta mañana”.

La detención se produjo en la Clínica De la Rivera, en la calle La Merced 286, entre Sarmiento y Perú, del municipio Ensenada, donde además se secuestró una notebook, un teléfono celular y ficheros de pacientes.