El testimonio de Andrea De Luca llega al hueso. En un video que dura poco más de un minuto, con el rostro como un boxeador que acaba una pelea, cuenta en primer plano lo que un hombre le hizo por no querer tener relaciones sexuales.
 
La mujer, que reparte pastelitos en bicicleta para subsistir, denunció que el sujeto la acosa desde hace un tiempo y que tras apersonarse en su domicilio le partió un ladrillo en la cabeza por que no quiso tener sexo con él.
 
Por ese ataque, Andrea está internada desde el sábado en el hospital de Concarán, el pueblo de San Luis donde vive, y teme volver a su casa. “Acá me siento protegida pero vivo con miedo. Tengo miedo que este hombre entre y me mate. Si no fuera porque alcancé a empujarlo (al agresor) y cerrar la puerta me mataba”, dijo.
 
Si bien la jueza Daniela Estrada dispuso una restricción de acercamiento, la mujer tiene miedo de que no se cumpla. 
 
Escuchá el terrible relato