El juez de instrucción Mariano Iturralde impuso este jueves el secreto de sumario en la investigación por el ataque a balazos al diputado radical Héctor Olivares, quien recibió un disparo en el abdomen y a Miguel Yadón, funcionario de la provincia de La Rioja, quien murió durante el atentado.

La decisión del magistrado se dio a raíz de una batería de medidas de prueba que se están tomando junto con la fiscal de instrucción Estela Andrades, a cargo de la investigación, para evitar que se frustre la pesquisa.

Por el momento, no se conoce si la causa tiene imputados identificados y tampoco el móvil del ataque ocurrido poco antes de las 7:00 en las inmediaciones del Congreso de la Nación, por donde Olivares y Yadón caminaban.

Las primeras versiones dan cuenta que los atacantes son padre e hijo y fueron identificados a raíz de haber sido grabados por cámaras de seguridad en la zona donde tuvo lugar el episodio.

Sólo se pudo determinar que Jesús Fernández es el titular del auto Volkswagen Vento, utilizado para el ataque

Fernández estaría ligado a la comunidad gitana y tenía cuatro armas registradas en la Agencia Nacional de Materiales Controlados (Anmac), cuyos permisos están vencidos.

Una de las pistolas, era una calibre 40, la misma que utilizaron este jueves para concretar el ataque contra el diputado nacional y contra el coordinador. 

Ver más productos

San Juan de Capistrano

La Iglesia recuerda a San Juan de Capistrano

Miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo desde distintos puntos de Capital y Gran Buenos Aires.

17 de octubre: una lealtad eterna

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos