El fiscal que investiga el crimen de Lola Chomnalez, la adolescente argentina asesinada en 2014 en el balneario uruguayo de Barra de Valizas, consideró que el hombre detenido el lunes tras ser indagado estuvo presente "antes, durante y después" del homicidio, y que el móvil del crimen fue probablemente "sexual".

Además le otorgó veracidad a una llamada que una mujer realizó al ministerio del Interior uruguayo, a través de un teléfono público,  informando que dicha persona -un cuidacoches de Rivera- tenía relación con el homicidio. Con este nuevo giro que ha tomado la causa, Adriana Belmonte, la madre de la víctima, manifestó que "en una comunidad pequeña los secretos se rompen. Son los primeros rayos de luz, yo me siento muy aliviada".

Según la requisitoria para el procesamiento del sospechoso, apodado "El Cachila", el fiscal Jorge Vaz sostuvo que, de acuerdo a los datos obtenidos en la investigación, el acusado y su o sus cómplices obligaron a la víctima a salir de la playa con dirección a la zona boscosa detrás de los médanos, "probablemente con un móvil sexual".

El hombre apresado el lunes tras ser indagado por el fiscal Vaz admitió que se cruzó con la víctima en la playa el 28 de diciembre del 2014 y le ofreció "una estampita", pero que luego ella se sintió "mareada" y que al auxiliarla descubrió que "no tenía pulso", se asustó y se fue.

"Me peché con ella. Ella venía por la playa caminando, yo iba para Valizas y ella iba para el otro lado. Yo venía de Aguas Dulces", declaró el acusado, quien detalló que Lola "venía caminando normal, con la mochila. Tenía un short y una blusita fina" y que le ofreció "una estampita".

Vaz remarcó que uno de los puntos "más impactantes" del relato del acusado fue cuando dijo que la chica comenzó a sentirse mal y él la llevó hasta el bosque detrás de los médanos donde se sentaron bajo la sombra de un árbol: "Yo le pregunté qué tenía y me dijo que se sentía mareada. Ahí se sentó y cayó de rodillas". "Yo le tomé el pulso y me asusté, salí y me tomé el ómnibus para Montevideo (…)", señaló el sospechoso.

De acuerdo al fiscal, este relato "es a todas luces ilógico y contrario, no solo a la evidencia que surge del cuerpo de la víctima, sino de la situación en sí". Es que para Vaz si la adolescente "se sintió mal lo lógico hubiera sido permanecer en la playa y tratar de ir hacia la zona poblada más cercana en busca de ayuda médica"; por ende, afirmó que la víctima "fue llevada contra su voluntad" por el sospechoso "en compañía de otra u otras personas aún no identificadas".

En ese sentido, el fiscal se basó en que Lola presentaba dos cortes en el brazo derecho, que según un perito criminólogo policial pudieron haber sido "intimidatorios" para forzar a la adolescente. También detalló que la víctima presentaba un golpe en el orbital izquierdo que pudo haber sido resultado de la negativa de ella a las exigencias de los asesinos y que esa actitud fue "el desencadenante".

Además, según los peritajes psicológicos y psiquiátricos, el detenido tiene una personalidad con tendencia "a la mitomanía", a "irritarse fácilmente y perder el control de sus impulsos", y un patrón de "desprecio y violación de los derechos de los demás". Además concluye que éste "no padece ninguna alteración del pensamiento que lo vuelva inimputable. Todo lo contrario".

Ver más productos

La Iglesia recuerda a San Juan Ogilvie

La Iglesia recuerda a San Juan Ogilvie

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

El Presidente llamó a jefes provinciales y dirigentes, ¿para qué? (Archivo).

El misterioso llamado de Macri a los gobernadores previo al debate

El Papa no soporta hechos de corrupción.

Aumentan las operaciones contra Francisco

Ver más productos