Una oficial de policía bonaerense fue asesinada de un tiro en el rostro frente a su hija de 8 años y por el ataque fue detenida su pareja, también miembro de esa fuerza, en la localidad bonaerense de Claypole.

El hecho ocurrió el pasado miércoles en una vivienda situada en Sempere 3770, de esa localidad del partido de Almirante Brown, donde la oficial Melisa Andrea Navarro de 26 años, vivía con su hija de 8.

Según las fuentes, por motivos que se investigan, la mujer policía, que se desempeñaba en un destacamento de Lanús, mantuvo una acalorada discusión con su pareja, Damián Rubén Benítez, un subteniente de la DDI de La Matanza.

En esas circunstancias, según los pesquisas, el policía extrajo su arma y, en medio de un forcejeo, mató a su pareja.

Por orden de la fiscal de Lomas de Zamora que interviene en la causa, Fabiola Juanatey, el policía fue detenido acusado de homicidio y al momento del arresto dijo a los investigadores que se le "escapó" el tiro. A raíz del balazo, que le impactó en el rostro, la policía Navarro murió en el acto.

Al ser notificado del hecho, el auditor General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense, Guillermo Berra, ordenó desafectar a Benítez de la fuerza mientras afronta la causa penal por homicidio, informaron fuentes de ese área.

En base a los primeros testimonios obtenidos en la causa, los investigadores determinaron que Navarro y Benítez no vivían juntos y que si bien en un momento planeaban hacerlo, en el último tiempo la relación se había deteriorado, añadieron los informantes.