L a fuga de los hermanos Martín y Cristian Lanatta y de Víctor Schillaci, el 27 de diciembre de 2015, y la cacería humana que se extendió por medio país hasta el 11 de enero de 2016, cuando los tres fueron recapturados, tuvo todos los condimentos de un filme de acción. Ellos dijeron que se habían escapado porque "los verdaderos homicidas" de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina, en el llamado Triple Crimen de General Rodríguez, los querían eliminar.

Todo comenzó cerca de las 2.45 de la madrugada del domingo 27 de diciembre de aquel año, cuando los tres condenados escaparon del penal de General Alvear. El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, ofrece $2.000.000 de recompensa mientras que la gobernadora María Eugenia Vidal desplaza a la cúpula del Servicio Penitenciario Bonaerense.

Tres días después descubren que los prófugos estuvieron en la casa de Marcelo "El Faraón" Melnyk, dueño de una pizzería de Quilmes y amigo de Schillaci. El jueves 31 de diciembre los prófugos son detenidos para un control policial en la localidad de Ranchos y le disparan a dos efectivos policiales, uno de ellos herido de gravedad.

Se trata de Fernando Pengsawath y Lucrecia Yudati. Luego, escapan a toda velocidad. Todo ocurre en pocos segundos y la secuencia queda registrada por las cámaras de seguridad. El viernes 1º de enero se conoce que Christian Lanatta fue dos veces a la casa de su ex suegra en Berazategui, la amenazó con un arma y se llevó plata y una camioneta Renault Kangoo.

El 7 de enero comienza el capítulo santafesino de la triple fuga. Los prófugos se tirotean dos veces en la zona de San Carlos con gendarmes, de los cuales dos resultan heridos, uno de gravedad. Tras secuestrar a un ingeniero agrónomo, intentan huir por Ruta 1, pero se encuentran con un operativo policial.

Emprenden entonces la marcha por un camino rural, y son perseguidos por las fuerzas de seguridad. En la zona de Campo del Medio vuelcan la camioneta y Martín Lanatta resulta herido. Pocas horas después es detenido cerca de Cayasta. El 11 de enero, minutos después de las 8 de la mañana, Christian Lanatta y Víctor Schillaci son recapturados en las instalaciones de la Arrocera Spalletti, en las afueras de Cayastá.

Antes de ser aprehendidos, Lanatta y Schillaci tomaron como rehén a un trabajador de la arrocera, Franco Martín. Fue él quien supo manejar la situación y avisarle a su esposa que estaba con los prófugos, para que esta a su vez diera reporte a la policía. De esta manera se puso fin a las cinematográficas fuga y persecución que mantuvieron en vilo a todo el país.

Por este hecho, el Tribunal Oral en lo Criminal N° 1 de La Plata sentenció a siete años y medio de cárcel a Martín y Cristian Lanatta y a Víctor Schillaci, por la triple fuga del penal de General Alvear.

Ver más productos

Opciones para los chicos en vacaciones

Opciones para los chicos en vacaciones

Astrología para este 2021

Astrología para este 2021

A 50 años del secuestro de Aramburu

A 50 años del secuestro de Aramburu

Tendencias que te cambian la vida

Tendencias que te cambian la vida

La victoria de River Plate

La victoria de River Plate

Una historia secreta sobre Boca Juniors

Una historia secreta sobre Boca Juniors

La herencia del amor a un club

La herencia del amor a un club

Los libros más buscados en 2020

Los libros más buscados en 2020

Las tendencias que profundizó el COVID

Las tendencias que profundizó el COVID

Claves de Alberto Fernández

Claves de Alberto Fernández

Ver más productos