El juez federal Sergio Torres ordenó la detención de Barisone, luego de que un compañero lo identificara como el conductor de la moto que atropelló a Alejandro Rosado, un cartonero que quedó en medio de los  incidentes ocurridos el 18 de diciembre en Plaza Congreso, cuando la Cámara de Diputados intentaba debatir la Reforma Previsional.

Según consignaron fuentes judiciales, la detención se produjo tras la declaración brindada ante el magistrado por el agente de la Federal Alejandro Irarzábal, quien señaló a Berisone como responsable de haberlo pisado.

El policía en cuestión había sido detenido y luego liberado por el mismo juez, en función de las contradicciones que se originaron sobre su participación en este hecho por parte de otros efectivos que prestaron testimonio.

A raíz de esas declaraciones,Torres denunció por falso testimonio y encubrimiento a dos oficiales de la Federal, lo que motivó que personal del Grupo de Operaciones Motorizadas (GOMF) se mostrara dispuesto a brindar información para esclarecer la agresión sufrida por Rosado.

El sentido de la declaración de Irarzábal coincidió con la información que le aportó al juez la División de Asuntos Internos de la Policía Federal, pero que más tarde resultó cuestionada por el comisario Oscar Hipólito, y otros oficiales del GOMF.

Torres había denunciado a Hipólito y al principal Gabriel Ortega por impedir la identificación del efectivo que conducía la moto que arrolló a Rosado.

En un principio, Barisone había negado conducir la motocicleta con la que atropelló a la víctima, pero ahora, tras la declaración de su compañero, el efectivo vuelve a estar complicado y el juez podría procesarlo en las próximas horas, según dijeron a esta agencia fuentes judiciales. 

Rosado es un cartonero de 19 años, que el día de los incidentes entre integrantes de las fuerzas de seguridad y manifestantes que protestaban contra la reforma laboral, estaba de forma circunstancial en las cercanías de la Plaza Congreso, de acuerdo a su propio testimonio. Tras ser literalmente "pasado por arriba" por la moto policial, el joven estuvo varios días internado con heridas graves y quemaduras ocasionadas por el caño de escape del vehículo.