Por Gabriel Calisto 
@gcalisto 

Respetada por todo el arco político, Graciela Camaño rompió con Sergio Massa para mantenerse en la tercera vía, y ocupa el primer espacio de la boleta para diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires de Consenso Federal, la fuerza que lleva a Roberto Lavagna en el casillero presidencial.

De su ex socio dice que "no estuvo a la altura" porque al igual que Miguel Pichetto "se fueron para otro espacio cuando todavía se estaba construyendo este". A la hora de hablar de la campaña y el intento por romper la polarización, destaca que la estrategia es "intentar que la sociedad mire las trayectorias. En el momento en que Roberto Lavagna fue ministro de Economía de este país, el cepo de Cavallo nos había encerrado los ahorros. Roberto llevó adelante la política económica para impulsar la recuperación, renegociar con el FMI y sacarnos del desempleo brutal. Ese proceso me encontró en el Ministerio de Trabajo, para sostener a las empresas y reimpulsar a los trabajadores".

Conocedora del mundo gremial, apunta que "si los argentinos ven que lo que se propone es con seriedad y traza un horizonte de cerca de 20 años, estamos todos dispuestos a poner el hombro. Pero todo lo que se hizo en los últimos años fue absolutamente coyuntural.

En ese marco, destaca que "los otros candidatos se insultan entre ellos porque no tienen nada para mostrar. ¿De qué van a hablar si nos dejan un país con 35% de pobreza". Durante una entrevista con Crónica, afirma que la reforma laboral que planteó días atrás Lavagna "tiene que ver con solucionar el tener al 50% de los trabajadores sin derechos". Además, descree que el gobierno intente un cambio como el que vienen reclamando los empresarios porque "el FMI, del cual el gobierno es y será muy obediente, está más ocupado en la reforma previsional".

No obstante, pide "considerar algunas cosas. No podés tener una legislación que va por un lado mientras la mitad de los trabajadores no tienen derechos. El avance tecnológico además es muy grande y repentino. Los paises vienen haciendo ajustes, pero nosotros con esta decrepitud no lo hemos ni empezado a analizar".

Conocedora del mundo gremial, apunta que "si los argentinos ven que lo que se propone es con seriedad y traza un horizonte de cerca de 20 años, estamos todos dispuestos a poner el hombro. Pero todo lo que se hizo en los últimos años fue absolutamente coyuntural. Se dice que la Argentina es cíclica. Eso no pasa por arte de magia, sino porque hay alguien que para conservar poder político no le importa tirar manteca al techo en el proceso electoral, y crea una falsa economía. Cuando terminan las elecciones te encontrás con la economía real. En cada barquinazo, de los desaciertos de los dirigentes en el poder, han caído millones de compatriotas".

Respecto de la situación social, pone la lupa sobre el conurbano bonaerense y sostiene que "requiere una mirada puntual y estratégica. El peso de mi provincia es muy grande en la Nación, pero no tiene representatividad política, porque es robada y usada por dirigentes que no la conocen ni la sienten. Pero el espectáculo en torno de los basurales es dantesco. El cordón de la pobreza es casi infranqueable, y eso abre la puerta al narcotráfico instalado".

Y destaca que "en ese sentido, nuestro candidato Bali Bucca es médico, y eso le da un diferencial frente al resto, más humanista, para pensar políticas sobre niñez y pobreza".

Ver más productos

La iglesia recuerda hoy a San Pablo de La Cruz.

La iglesia recuerda hoy a San Pablo de La Cruz

Miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo desde distintos puntos de Capital y Gran Buenos Aires.

17 de octubre: una lealtad eterna

Francisco sacó al jefe de su custodia

Francisco sacó al jefe de su custodia

Ver más productos