El avión que trasladaba a la titular del  Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, desde la Argentina hacia Estados Unidos perdió combustible y debió regresar a Ezeiza.

Luego de su participación en la cumbre de ministros de Finanzas y presidentes de Bancos Centrales en el Centro de Exposiciones y Convenciones de Buenos Aires, la directora general del organismo se dirigió al Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini para abordar el vuelo AA90 de American Airlines con destino a Miami.

A los pocos minutos del despegue, la aeronave sufrió un desperfecto, perdió combustible y una despresurización en la ciudad entrerriana de Gualeguaychú.

El avión debió retornar a Ezeiza para cumplir con los protocolos de emergencia y realizar las revisiones técnicas correspondientes.