La Administración Federal de Ingresos Públicos ( AFIP) resolvió suspender hasta fines de marzo la iniciación de juicios por ejecución fiscal y la traba de medidas cautelares. La decisión está dirigida exclusivamente a los casos que involucren a micro y pequeñas empresas, como también a los contribuyentes que desarrollan actividades afectadas de manera crítica.

La Resolución General N°4936, que será publicada el próximo lunes en el Boletín Oficial, apunta a morigerar los efectos económicos de la pandemia sobre contribuyentes de todo el país. A cambio, el organismo informó que "iniciará las acciones necesarias para recaudar los ingresos tributarios adeudados por aquellos sectores económicos que en la actualidad no se encuentran afectados en forma crítica".

Con el objetivo de no afectar la actividad de quienes registran deudas y acompañar la reactivación, la normativa limita el alcance de las medidas cautelares a adoptar en las ejecuciones fiscales que se promoverán desde el 1 de marzo.

Para ello, "la resolución suspende hasta fines de marzo la traba de embargos para todos los contribuyentes sobre fondos y/o valores de cualquier naturaleza, depositados en entidades financieras o sobre cuentas a cobrar", explicó el comunicado oficial. Podrán solicitarse al juez competente medidas que, sin embargo, no serán trabadas por el representante del fisco hasta que haya finalizado el plazo previsto para las medidas de alivio.