El Ministerio de Educación de la Nación presentó los resultados de la prueba Aprender 2017, en los cuales el 71,9 por ciento de los estudiantes de cuarto grado logró alcanzar un nivel satisfactorio o avanzado en la evaluación de producción escrita narrativa. El informe de la cartera que conduce Alejandro Finocchiaro agregó que, en la misma evaluación, el 28,1 por ciento obtuvo desempeños entre incipiente y básico, considerando en todos los casos las tres dimensiones evaluadas: discursiva, textual y convenciones lingüísticas (gramática y normativa).

La prueba, en la que participaron 5.001 estudiantes de escuelas de gestión estatal y privada de distintas jurisdicciones de la Argentina, consistía la escritura de un texto narrativo ficcional, a partir de un estímulo verbal o "comienzo dado", según se explicó desde el ministerio.

Además, se aprovechó la oportunidad para formularles un cuestionario complementario a los estudiantes y otro aparte dirigido a los docentes, con el objetivo de obtener información sobre algunas características de contexto y de sus hábitos de lectura.

Gusto por la lectura

Los alumnos y alumnas que participaron de esta evaluación manifestaron su gusto por la lectura, al mismo tiempo que señalaron que les resulta fácil: nueve de cada diez así lo expresaron, e indicaron que entre los cuentos que más les gustan están los de terror, aventuras y risas.

En relación con la modalidad de lectura más corriente en su escuela, el 45 por ciento de los estudiantes señaló que lee en silencio y el 54 por ciento que lo hace en voz alta. En cuanto a la presencia de libros en su hogar, el 62 por ciento de los estudiantes señaló contar con muchos libros en su casa.

Por otra parte, el informe de resultados de la evaluación Aprender sobre producción escrita narrativa presenta datos sobre hábitos de lectura en el hogar, los criterios de sus docentes para elegir las lecturas que se realizan en clase y actividades de escritura más frecuentes en el aula.