El presidente Alberto Fernández encabezó un acto en el Museo del Bicentenario de Casa Rosada, tras la quinta reunión del Consejo Federal Argentina contra el Hambre que tuvo eje en los niños y en la situación alimentaria, en el que realizó anuncios económicos y sociales.

Allí, al tomar la palabra dijo que su principal preocupación en esta etapa de la pandemia del coronavirus es "el hambre de los argentinos" en situación de pobreza.

En esta línea, subrayó que "no hay dinero que alcance para poner en los bolsillos de los argentinos que lo necesitan si siguen aumentando los precios", por lo que llamó a los empresarios a "poner límite" a los ajustes y les pidió "solidaridad".


"Los que menos esfuerzo tienen que hacer" en la situación de Argentina "son los que menos tienen", enfatizó el mandatario y agregó que harán un "nuevo esfuerzo del Estado" como parte del compromiso con los que peor la están pasando, y agradeció a quienes pagaron el aporte solidario que es una de las formas con las que se financia la ayuda a los sectores más vulnerables.

Por lo tanto anunció que "vamos ampliar la tarjeta alimentar para incluir a los niños y niñas de hasta 14 años inclusive" y "se ampliará a 12.000 pesos para los hogares de hasta tres niños" .

El objetivo es "salir de la Argentina de la gran concentración hacia una Argentina que distribuya mejor sus ingresos hacia más argentinos y argentinas", consideró y aclaró que "en ese sentido" se va a "seguir trabajando", haciéndoles también saber a "los acreedores" de la deuda externa que van a tener que "esperar hasta que los argentinos recuperen su dignidad" primero.

Además, aseguró que su Gobierno seguirá "haciendo el esfuerzo para sacar a los argentinos de la pobreza y el hambre" y preguntó a los empresarios qué "esfuerzo van a hacer para sacar a la Argentina de la pobreza".

Tras señalar que se propuso terminar "con la puja distributiva" de unos pocos: "Nosotros vamos a seguir haciendo el esfuerzo para sacar a la Argentina de la pobreza y el hambre. Cuénteme el resto qué esfuerzo van a hacer para sacar a la Argentina de la pobreza".

“Me pone contento que haya empresarios que perdieron en 2019 hayan ganado en 2020 con la pandemia. Por eso les pedimos un poco de solidaridad para ayudar al 40 por ciento de los argentinos que la están pasando mal”, sostuvo el jefe de Estado.

Todos los participantes de la quinta jornada del  Consejo Federal Argentina contra el Hambre


Luego, cuestionó que cuando suben los precios internacionales suban los costos de los aliementos en el mercado interno, al remarcar que los argentinos “no pueden pagar por la comida lo mismo que en Francia o en China”.

“No hay ninguna explicación para que en Argentina, donde las tarifas siguen siendo controladas: si hubiera dejado el esquema de las tarifas que me dejó el gobierno que me precedió, las tarifas hubieran aumentado este mes 160%. Seguimos apostando a los empresarios que producen, que invierten”, advirtió.

La conferencia de prensa completa con los anuncios del nuevo programa de asistencia social y económica