"Todos saben que soy reformista pero lo que no quiero es convertirme en un conservador que no le importe que el mundo cambie. Necesito que el mundo cambie para que los argentinos vivan mejor. Lo que no quiero es vivir este presente", dijo el Presidente al poner en marcha en Olavarría la ley 27.637, que amplía el universo de beneficiarios y beneficiarias del Régimen de Zona Fría (RZF), un sistema que permite aplicar tarifas de gas diferenciales e incorpora al beneficio a 3,1 millones de hogares.

Más tarde, aseguró que necesita que "el mundo cambie para que los argentinos vivan mayor" y para eso no dejará de trabajar por esos "cambios" que son necesarios para que todos y todas puedan vivir "la vida que queremos".
Además destacó que esta Ley  tiene el "propósito de buscar igualdad" entre los argentinos.
En tanto, aseguró que el Gobierno nacional "no hizo ninguna distinción política" a la hora de sumar provincias alcanzadas por la ley de las zonas frías y citó el caso de Mendoza, gobernada por un opositor.


"No hemos hecho ninguna distinción política. Mi problema no es el gobernador, sino los mendocinos, yo quiero que vivan mejor los mendocinos", dijo el Presidente y precisó que en las próximas facturas que reciban los 4 millones de hogares que beneficiará a 13 millones de personas, "ya tendrán descuento".

Además, consideró que "hay un momento donde tanta miserabilidad queda en descubierto", en relación a las críticas opositoras a las medidas de cuidado y al plan de vacunación contra la Covid-19, e instó a "pensar en la Argentina que soñamos".
El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, que participó del acto junto a Fernández aseguró que “se terminó la época de los tarifazos” en los servicios públicos de luz y gas y sostuvo que el aumento de tarifas aplicado durante "el gobierno neoliberal anterior fundieron las industrias y arruinaron la vida de miles de vecinos” en la provincia.

“En el gobierno anterior, llegaban boletas impagables que fundieron industrias y arruinaron la vida de los vecinos. Hoy les decimos que la época de los tarifazos se acabó y bajan para los que no pueden pagar y los que más necesitan”, señaló Kicillof en referencia a la gestión de Mauricio Macri.

En su discurso, el gobernador recordó que “el aumento de tarifas era cotidiano y llegó al 3.700% en luz y más de 1.300% de gas durante cuatro años (2015-2019) en la provincia de Buenos Aires”.

En ese sentido, el mandatario consideró que la ley de Zonas Frías permite ilustrar "qué país hay hoy" y compararlo con el que fue gobernado "por el neoliberalismo”.


“Ellos dolarizaron las tarifas y no es la primera vez que eso ocurre. Se hizo cada vez que vino a gobernar una fuerza política que no pensaba en la industria nacional ni en su gente, sino en enriquecer a unos pocos”, graficó.

Al asumir “no solo teníamos esos tarifazos sino que la anterior gobernadora exorgullosamente bonaerense, no sé si con orgullo o no, había firmado un aumento para dos años más” en la electricidad, sostuvo.

“Hoy, una boleta de 1.200 pesos, si se cumplía lo que (María Eugenia) Vidal quiso y comprometió, tendría que costar 4.400 pesos” detalló y agregó que “eso es lo que gobernó la Argentina y la provincia”.

El gobernador añadió que en la provincia de Buenos Aires “así como el presidente resolvió no aumentar por un año y medio las tarifas, eso contratos contra el pueblo se rompieron”, aunque aclaró que esa decisión los "llevó a afrontar las consecuencias de batallar con esas minorías poderosas que tienen los medios y golpean y golpean”.

"Alguien va a tener que explicar qué hicieron con esa millonada que le cobraron a la gente porque las inversiones en el servicio no están”, enfatizó y se preguntó si “se habrán ido con la fuga de capitales”.


Kicillof observó que “se viene una elección importante para saber si la puerta de salida de esta pesadilla y la pandemia es hacia atrás o para adelante”.

“Se discute si queremos una sociedad con más solidaridad y menos privilegios, un país con más trabajo y menos deuda y una provincia con más producción y menos especulación”, remarcó el gobernador.

En tanto, la diputada nacional del Frente de Todos (FdT) Liliana Schwindt -oriunda de Olavarría- explicó que la ley “tiene años de lucha trabajo, reclamos y de rostros con nombre y apellido de aquellos que le cortaron el gas por no poder pagar o los que tuvieron que endeudarse para pagar la tarifa”.

Tanto la legisladora como el gobernador, agradecieron también al titular del bloque del FdT en la cámara baja, Máximo Kirchner, “por su comprensión y sensibilidad para impulsar en el Congreso” la norma.


“Esta ley (la de Zonas Frías) viene reparar un destrate, a hacer justicia social con un gobierno peronista que piensa en los más vulnerables pero también en la clase media”, subrayó la diputada.

Schwindt, que acompaña a Eduardo “Bali” Bucca como precandidata a senadora provincial por la séptima sección electoral, se comprometió también a “trabajar para lograr la incorporación de los dos legisladores para que el gobernador gobierne con tranquilidad y no quede expuesto a la extorsión de la oposición en la Legislatura bonaerense”.

Zonas frías: los principales puntos de la ley que beneficia a más de 3 millones de usuarios de gas

La ley 27.637 que amplía el universo de beneficiarios y beneficiarias del Régimen de Zona Fría (RZF), que presentó esta tarde el presidente Alberto Fernández, es un sistema que permite aplicar tarifas de gas diferenciales e incorpora al beneficio a 3,1 millones de hogares.

Con la nueva ley, el beneficio de Zona Fría alcanzará ahora a un total de 4 millones de usuarios, el 44% del país y unas 12,8 millones de personas, gracias a la incorporación de más de 60 localidades de once provincias.

A continuación, los principales puntos de la normativa:

- Modifica el artículo 75 del Presupuesto 2021 para beneficiar a más de tres millones de habitantes de municipios de las provincias de Buenos Aires, Mendoza, San Juan, Salta, San Luis, Jujuy, Catamarca, Córdoba, San Juan, La Rioja y Santa Fe en los que se registran bajas temperaturas.

- Reduce en alrededor del 50 por ciento las tarifas a los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación por Embarazo, de pensiones no contributivas y jubilados -hasta 4 salarios mínimos-, del monotributo social, usuarios que perciben seguro de desempleo y empleados de casas particulares.

- El beneficio también podrá ser otorgado a quienes estén exentos en el pago de ABL o tributos locales de igual naturaleza o los que tengan una pensión vitalicia como veteranos de Guerra del Atlántico Sur.

- Respecto del resto de los usuarios residenciales, la tarifa diferencial implicará una disminución del 30% de la factura de gas correspondiente.

- Prorroga por 10 años el Fondo Fiduciario de Consumos Residenciales de Gas (artículo 75, Ley 25.565) y aumenta la cantidad de departamentos y localidades de todo el país de temperaturas bajas comprendidos en este beneficio.