"Se ha instaurado un sistema de clara persecución" contra Milagro Sala, aseguró este mediodía el presidente Alberto Fernández en San Salvador de Jujuy, tras haber visitado a la dirigente social en la clínica privada donde ésta se encuentra internada desde el lunes pasado.

En una rueda de prensa que ofreció en el establecimiento asistencial Los Lapachos, de la capital jujeña, Fernández dijo que la evvolución de Sala por la trombosis venosa profunda en su pierna izquiersa es "buena", aunque "deberá seguir internada por unos días más y luego seguirá el tratamiento en su casa".

Seguidamente, sostuvo que "lo he planteado una y mil veces desde que empezó la persecución. Ninguna sociedad funciona bien sin un estado de derecho que respete los derechos humanos. Prolongar detenciones preventivas es una forma de violar los derechos humanos". 

Fernández tambien les pidió tanto a los tribunales de Jujuy como a la Corte Suprema de Justicia de la Nación que "empiecen a enmendar las barrabasadas que se hicieron" en relación a la situación de Sala, aunque aclaró que no se puso ni se pondrá en contacto con ning´n integrante de la justicia ni a nivel nacional ni provincial porque "eso no correponde en mi rol de Presidente de la Nación".

"Es un caso paradigmático en la Argentina. Lo que le ocurre a Milagro no quiero que le ocurra a ningún argentino. No estoy pidiendo por su inocencia sino que estoy pidiendo el juzgamiento respetando las leyes argentinas, que los juicios se hagan sin presiones políticas, sin intencionalidades persecutorias, solo con el debido proceso", dijo Fernández, quien viajó a la provincia norteña acompañado por la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti; el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello; el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Corti; el diputado nacional Eduardo Valdés y el asesor y filósofo Ricardo Forster.

En ese marco, le solicitó a la justicia que tome sus "críticas del mejor modo" y la instó a "revisar lo que están haciendo, ya que no es un buen modelo para el país".

El jefe de Estado aseveró también que "la Corte Suprema, que tiene tanta urgencia para tratar los temas que atañen a sus intereses, como el Consejo de la Magistratura, o los jueces de la Cámara Federal, les pido que impriman urgencia al tratamiento de la sentencia que les llegó por vía de queja y que descansa en algún lugar de la Corte, y que, por favor, resuelva".

Compromiso con la dirigente social


Previamente, en declaraciones a AM750, el mandatario ratificó su "compromiso" con la dirigente social y volvió a denunciar su "injusta detención".

"Vengo a hacer público mi compromiso con Milagro Sala y a llamar la atención a la Argentina y al mundo de algo que está ocurriendo y no debería ocurrir y que está afectando no solo la libertad de una persona sino su salud", dijo Fernández 

En ese marco, el Presidente contó que "apenas llegué de Alemania, me enteré que estaba internada con un coagulo y estaba comprometida su salud. Llamé a su esposo y le dije que la iba a ir a ver. Pero esto no es de ahora, es de siempre porque yo siempre he planteado lo indebido de la detención de Milagro Sala, la irregularidad que los procesos que han tenido"

"La situación ya es muy grave porque lleva siete años de presa y su salud se ha deteriorado mucho y la salud de su marido está muy deteriorada y la verdad es que no me deja tranquilo la situación", aseveró el Presidente y dijo que el objetivo de su presencia en Jujuy fue "acompañarla y darle una vez más un testimonio de mi compromiso porque los derechos humanos son la base de todo el sistema de un estado de derecho".

Fernández arribó a las 11.50 a la clínica, donde fue recibido por militantes de la organización Túpac Amaru, quienes portaban carteles de apoyo a la dirigente social.

Pasado el mediodía, el Sanatorio Los Lapachos emitió un parte médico en el que sostiene que Sala "actualmente se encuentra compensada y bajo tratamiento médico a la espera de evolución".

 
Ver comentarios