Alberto Fernández le pidió este miércoles al Congreso Nacional que trate y apruebe el proyecto de reforma judicial enviado meses atrás por el Poder Ejecutivo, pidió que no se comparen los "números" económicos de su administración con los de Mauricio Macri y volvió a referirse a funcionarios de la gestión anterior como "ladrones de guante blanco" por los sobreprecios en la obra pública.

Así lo afirmó el presidente de la Nación al visitar la ciudad de Santa Fe, donde dio inicio a las obras de ampliación de las plantas potabilizadoras de Santa Fe y Granadero Baigorria, junto al gobernador de la provincia, Omar Perotti, y al ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis.

Durante su discurso, Fernández hizo foco en la importancia de la obra pública como factor dinamizador de las cuentas nacionales y en la necesidad de que los esfuerzos del Estado lleguen a cada rincón del país.

Además, el Jefe de Estado manifestó: "No comparen nuestros números con los de Macri, y si los comparan recuerden que no tenían ni pandemia ni guerra. No comparen nuestros números con nadie, porque la pandemia la vivimos solo nosotros, y somos sobrevivientes de una pandemia que se llevó 15 millones de vidas en todo el mundo".


Más tarde, insistió con los "ladrones de guante blanco" en referencia a funcionarios del gobierno anterior y dijo que cuando asumió la gestión se encontraron obras con sobreprecios de hasta un 70 por ciento.

Así aseguró: "Las obras que estaban previstas hacer con la Participación Público-Privada (PPP) a nosotros nos cuesta un 30 por ciento de lo que estaban valuadas, había un 70 por ciento de sobreprecios en cada una de esas obras. Esto lo cuento para que esos ladrones de guante blanco que tanto se ofenden se den cuenta que no son otra cosa que ladrones de guante blanco".

Al tomar la palabra hizo mención al prócer santafesino Estanislao López -de cuya muerte se cumplen hoy 184 años-, y sostuvo que está "convencido que Argentina va a ser un país federal cuando, el que nazca en el lugar más alejado de la patria, tenga la oportunidad de encontrar educación, un trabajo, de poder ir a una universidad, de poder vivir feliz y morir después de haber vivido felizmente".

En esa línea, criticó la concepción "centralista", esa "Argentina arácnida que pensó, en la que creyeron, los de la generación del 80" y agregó: "Como antes que porteño soy argentino, voy a trabajar hasta el último día para hacer más federal a la Argentina".

 

En sus declaraciones, también se refirió a la situación de la seguridad en la ciudad de Rosario y pidió una reforma de la Justicia.

Al respecto comentó: "Mandé al Congreso una reforma de la Justicia federal que el Senado trató y Diputados no quiso tratar con el argumento de que buscaba la impunidad de alguien. Lo que lograron es la impunidad de las grandes corporaciones criminales. Esa ley quedó varada".

Y señaló que legisladores santafesinos quieren impulsar una ley que recupere los fundamentos de esa reforma: "Le pido al Congreso que debate esa ley, porque Rosario lo necesita y Argentina lo necesita".

Sobre el acto, destacó que las obras que amplían las plantas potabilizadoras, con una inversión de 7.211 millones de pesos, responden a que "en los tiempos en que vivimos el agua es un derecho humano y nadie puede vivir sin tener acceso al agua”.

“Como Estado debemos facilitar todo lo que haga falta para la gestión de la construcción de esas obras que no se ven y que llevan agua a argentinos y argentinas que la necesitan”, destacó y precisó que “gracias a esto Santa Fe puede tener un 70 por ciento más de agua potable para los santafesinos, porque eso es calidad de vida”.

Sobre las obras que se realizan en cada distrito del país, el Jefe de Estado informó que “en los dos años y medio que pasamos entregamos más de 45 mil viviendas y estamos construyendo más de 120 mil en todo el país".

Destacó que: "Además, hemos entregado más de 50 mil créditos para la gente que tiene un lote y quiere construir su vivienda”.

Por su parte, Perotti recordó la importancia para el federalismo del brigadier Estanislao López, un "patriarca del federalismo", y lo relacionó con los tiempos que corren.

"Después de 200 años, los argentinos seguimos siendo del interior con problemas y de capital con mejor vida. Lo digo con el deseo de que no se potencien desigualdades", comentó el mandatario provincial.

Perotti hizo expresa mención a que fue el presidente Fernández quien abrió esa discusión sobre el federalismo, que hoy se ve plasmada en el intento del Gobierno Nacional por "recuperar" recursos destinados a la Ciudad de Buenos Aires durante el macrismo.

"Acompañamos claramente. En esa instancia de recupero hay recursos que Santa Fe necesita sin demora", añadió.



En ese sentido, el Presidente le adelantó que en los próximos días se firmarán los documentos para que la Nación salde su deuda con la provincia, que Perotti estimó en diciembre pasado en unos 100.000 millones de pesos.

A su turno, Katopodis sostuvo que la "gente está reconstruyendo su vida, con mucho esfuerzo" y que el Gobierno nacional está "a la altura" con acciones concretas.

"Vinimos a Santa Fe para anunciar el inicio de las obras. Están en marcha, son una realidad, a partir de un Gobierno que piensa de manera federal y construye una sociedad más igualitaria todos los días", concluyó el funcionario el funcionario.

Ver comentarios