El presidente Alberto Fernández repudióel acto de vandalismo que dañó las estatuas a Néstor y Cristina Kirchner, en la ciudad de Río Gallegos. A través de las redes sociales, el jefe de Estado pidió "respetar las instituciones y la convivencia en la diversidad ideológica".

"Repudio la violencia de los cultores del odio que son capaces de hacer semejante daño a la paz social", dijo el mandatario en un hilo de Twitter.

El ataque ocurrió en el Paseo de los Presidentes, ubicado en la zona costanera de la capital santacruceña. A través de diversas esculturas, allí se rinde homenaje a todos los presidentes de la era democrática moderna. El objetivo del recorrido es destacar la gestión de quienes estuvieron al frente del Poder Ejecutivo nacional desde 1983 a la fecha. El lugar amaneció este miércoles con la estatua a Cristina Kirchner derribada de su base y dañada presumiblemente a martillazos.

Fuentes policiales indicaron que fue detenido un hombre de 34 años, en aparente estado de ebriedad, cuando también intentaba atacar la obra que recuerda a Néstor Kirchner. Por la tarde, el individuo fue liberado luego de que se le realizaron análisis médicos para extraer muestras de ADN, sangre y orina. De todas maneras el proceso judicial en su contra seguirá adelante.

La obra había sido inaugurada a comienzos de mes. Fue realizada por el escultor Miguel Villalba, quien condenó el daño realizado. "Es atacar la elección de la gente, el respeto, la tolerancia", dijo Villalba en declaraciones a La Opinión Austral. El artista también explicó que la obra "está hecha de materiales resistentes que soportan estar al exterior, pero el vandalismo siempre está presente". 

Villalba no se mostró partidario de proteger el paseo con rejas, aunque no lo descartó. "El concepto era que las obras estén al alcance de la gente. Cercar la escena tampoco ayuda a que se pueda apreciar de la mejor manera. Pero es una opción", admitió..