ENVIADA ESPECIAL 

No es la primera vez que el presidente, Alberto Fernández, debe responder sobre la agitada economía argentina durante un viaje al extranjero. Hasta ahora había sido consultado por la inflación y hoy, desde Europa y en el marco de la Cumbre del G7, respondió sobre la aplicación de más controles a las importaciones: "Buscamos reforzar las reservas con esta decisión", dijo en línea con su ministro de Economía, Martín Guzmán. 

Ante Grupo Crónica y otros medios, el Presidente respondió en el castillo Elmau sobre la decisión de frenar algunas importaciones. Descartó la posibilidad de que haya más restricciones, por ejemplo, sobre el dólar tarjeta.

"No vamos a hacer eso, hoy se tomaron las medidas que ya las explicó el presidente del Banco Central (Miguel Pesce) y el ministro de Economía", repasó sobre los anuncios que ocurrieron más temprano en la Argentina y que fueron sucedidos por algunas alarmas en los mercados. El dólar blue subió a 229 pesos y el Contado con liqui (CCL) a 242 pesos. También escaló el riesgo país a 2.400 puntos.

Una fuente de la comitiva que acompaña al Presidente en la Cumbre del G7 confió a Grupo Crónica que el mandatario nacional siguió la reacción del dólar y los indicadores de riesgo "de cerca, durante todo el día miró su teléfono celular por este asunto".

Fernández aclaró en conferencia de prensa que "eran medidas que ya veníamos pensando desde antes", en clara alusión temporal a la reciente acusación de un "festival del importaciones" facilitado por el equipo económico del gobierno del Frente de Todos que hizo el lunes de la semana pasada la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner.

Y siguió: "estábamos esperando que el directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobara el primer trimestre la revisión porque hubiera significado un cambio de condiciones respecto a lo que el organismo había visto". 

"Estas medidas van en el sentido de que se puedan recuperar reservas, que es un objetivos importante y también poner en orden las cuentas públicas porque nosotros no creemos que se pueda vivir eternamente con déficit fiscal", explicó y agregó al respecto: "Eso hay que tratar de corregirlo paulatinamente, no hay que hacerlo salvajemente. Hay que hacerlo sin ajuste, el ajuste no lo tiene que hacer la gente, la economía tiene que mejorar pero el Estado tiene que hacer su parte y ese es el sentido de las medidas que se tomaron", concluyó.

Ver comentarios