La diputada nacional María Emilia Soria (Frente para la Victoria-Rio Negro) cuestionó a los gobernadores que firmaron el acuerdo con el Gobierno, que incluyó la reforma previsional, al señalar que da “vergüenza que algunos se digan peronistas” y que, en realidad, “son prostitutas de (Mauricio) Macri”.

"Me da vergüenza que hoy hayan arrastrado a gobernadores justicialistas a sentarlos ahí a sacarse una foto”, dijo la diputada en referencia a los mandatarios provinciales que concurrieron al Congreso a respaldar el proyecto de reforma previsional.

En ese sentido, agregó: “Me da vergüenza que esos gobernadores se digan peronistas; no son peronistas son prostitutas de Macri”.

"Vinieron acá y dieron los votos de sus jubilados a cambio de que Macri no incendie cada una de esas provincias. Eso es coerción, es afectar el federalismo, afectar las autonomías de las provincias”, remarcó.

Soria dijo también que “la libertad de pensar y manifestarse vuelve a ser sinónimo de gases lacrimógenos y de represión”, y que “todo esto es para garantizar el robo a los jubilados”.