Enviado Especial de Grupo Crónica a  Tel Aviv, Israel.

La necesidad de inversiones, de aumentar el ingreso de divisas mediante el canal comercial y de generar energía renovables trajo esta semana aquí, a Tel Aviv, a tres ministros, siete gobernadores y representantes de otras dos provincias.

La Misión Técnica para el Manejo del Agua que se desarrolla hasta el próximo jueves dejó al desnudo las dificultades que tienen las provincias en la gestión de un recurso cuya escasez se torna dramática en ciertas jurisdicciones.  

"Este viaje surge como iniciativa de gobernadores  y gobernadoras a la hora de pensar la Argentina del futuro, a la hora de pensar cómo aumentamos la producción en Argentina”, dijo el ministro del Interior, Eduardo Wado de Pedro, quien encabeza la delegación en Israel.  

De Pedro y el resto de los integrantes de la misión brindaron hoy una conferencia de prensa en el hotel Dan, de Tel Aviv, ante los medios de comunicación que llegaron a este país, entre estos el Grupo Crónica.

Israel cuadriplicó la superficie productiva en 50 años. Es uno de los objetivos como argentinos y argentinas, poder producir más, poder exportar más y generar empleo genuino”, agregó el ministro del Interior.

La embajadora de Israel en Argentina, Galit Ronen, catalogó este intercambio de tecnología con Argentina como “un sueño” y dijo que le parece importante que en temas como el que involucra a la misión “no hay grieta”.

 

 

“Argentina tiene mucha agua, pero por su conformación geográfica no puede distribuir ese recurso de manera equitativa en todo su territorio; e Israel presentaba el mismo problema”, aseguró Ronen. 

Ronen agradeció al Consejo Federal de Inversiones (CFI), cuyo secretario general,  Ignacio Lamothe, agradeció a la embajadora el trabajo conjunto y destacó la participación de los gobernadores en la misión.

El vicejefe de Gabinete, Jorge Neme, reconoció que el viaje a Israel fue motivado por gobernadores y el Ministerio del Interior, en busca de aumentar la generación de divisas.

“La producción de agricultura irrigada es de mayor valor agregado. Se produce con riego productos de alto valor. Y en el caso de cereales y oleaginosas, el riego tiene asociado un aumento de la productividad e incremento de exportaciones. Cada hectárea de agricultura irrigada por lo menos produce tres veces más”, dijo el vicejefe de Gabinete.

 

 

La gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, destacó que llegó a Israel por tres proyectos: 

1 - Triplicar la capacidad de riego de su provincia que se caracteriza por tipos de climas que no están afectados por el cambio climático y tienen gran disponibilidad de agua. 

2 - Llevar agua a las zonas prácticamente desérticas que existen en Río Negro. 

3 - La desalinización en el marco del proyecto de producción de hidrógeno verde a gran escala que se va a hacer para no utilizar agua dulce. 

El gobernador de Catamarca, Raúl Jallil, dijo que en su provincia hay que “cambiar una realidad cultural, intrafinca” y señalo que en Israel el objetivo es ver las obras que se están haciendo y cómo. “Pero lo más importante para mí es cómo a partir de aquí el Estado maneja el agua”.

El gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, destacó que su provincia tiene dos de los ríos más caudalosos de América y, a la vez, determinados tipos de cultivos muy específicos que necesitan de riego. 

“Son dos economías regionales que son muy importantes, no solo por el volumen exportable si no por la mano de obra que generan. Entre las dos sostienen aproximadamente 25 mil puestos de trabajo”, mencionó. 

El mandatario de Mendoza, Rodolfo Suárez, agradeció al Gobierno la invitación a Israel y mencionó la problemática de escasez del agua en su provincia.”En Mendoza solo el 3 o 4% del territorio puede tener agua, nada más, vivimos en un desierto, agravado por la escasez actual”. 

 

 

Reconoció que si Mendoza no aumenta la cantidad de superficie que se pueda irrigar, no existen posibilidades de crecimiento. “Así que venimos con mucho entusiasmo a este viaje y queremos aprender y copiar todo lo que se pueda copiar”, señaló.

La ministra de producción de La Pampa, Fernanda González, explicó que en su  provincia las actividades más fuertes son la ganadera y la agricultura, con un área de riesgo importante. Y agregó que uno de los ejes de su gobernación es diversificar la matriz productiva: “Eso asociado al uso del agua. 

El gobernador de San Juan, Sergio Uñac, reconoció que en su provincia tienen un desafío aún mayor al que enfrenta Israel. “En San Juan tenemos 100 milímetros por año de lluvia, cuando el promedio de Israel es de 500 a 600”, comparó.

Por su parte, el senador nacional por Santiago del Estero José Neder explicó que su provincia “tiene dos ríos muy importantes, un caudal de agua interesante de casi dos veces más de lo que tiene Israel, pero es una provincia con un territorio bastante extenso”. 

“Lo que queremos estudiar en esta visita es como un país con menos recursos de agua que nuestra provincia, ha sido tan eficiente en el manejo de la agricultura y ha llevado a cabo un proceso de tanta capacidad productiva”.

Santiago del Estero es la provincia primera en producción de algodón, la quinta en extensión de siembra de soja, la cuarta en extensión de maíz, 200 mil hectáreas bajo riego. 

Ver comentarios