Por Luciano Bugner 
@lucianobugner 

El Consejo Directivo de la CGT se reunió y sembró más dudas en el mundo obrero. Desde aquel 21 de agosto de 2016 -cuando Juan Carlos Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña asumieron la conducción-, el triunvirato vive entre internas y peleas. Este jueves, tras cuatro horas de encuentro, decidieron darle, al menos, un mes más de vida a los líderes cegetistas.

Por fuera del armado, Pablo Moyano arrojó leña al fuego: “Triaca puede ser el nuevo secretario general”. Este jueves todas las miradas estaban puestas en Azopardo 802. En la sede de la Confederación General del Trabajo se reunió por segunda vez en el año el Consejo Directivo.

Los más optimistas esperaban que de allí salgan los nombres para la futura conducción. Pero no pasó. Jorge Sola, líder del sindicato de Seguros y secretario de prensa de la CGT, habló tras la reunión: “Pasamos a un cuarto intermedio hasta el 3 de mayo”. Es decir, Daer, Acuña y Schmid respiran, por un mes más, desde lo más alto del mundo sindical.

En el CD se vieron varias ausencias (cabe recordar que Pablo Moyano y Francisco Gutiérrez dieron un paso al costado) y la mayoría de gremios representaba al sector “gordo”. En ese sentido, en las últimas semanas, reuniones secretas -o no tanto entre estos sindicatos postularon el nombre de Héctor Daer como próximo secretario general.

“No se habló de nombres”, respondió Sola en conferencia de prensa. Si bien el próximo encuentro será el 3 de mayo, trascendió que luego le seguirá el Confederal, programado para mediados de junio. “A más tardar en septiembre se renovarán las autoridades. Lo que está en discusión es cuántos y quiénes. Los dialoguistas quieren sólo a Daer. Otros, que continúe un triunvirato, pero con apellidos distintos a los de hoy”, le dijeron a Crónica desde la central obrera.

Acuña -estaciones de servicio- reclamó que el triunvirato cumpla los cuatro años de mandato. Un imposible. Al comienzo de la reunión, en tanto, la CGT emitió un comunicado sobre la situación que atraviesa Lula da Silva. “El golpe institucional que empezó con la destitución de la compañera Dilma Rousseff, se consagra con esta injusta decisión judicial”, manifestaron.

Quien mira todo el entramado desde afuera es Pablo Moyano. El líder camionero, en diálogo con “Crónica anunciada” (FM La Patriada) sentenció que “el triunvirato está agotado” y que “en un año y medio no lograron un solo objetivo, y eso incluye a Daer”, en alusión a su posible candidatura. “Él, uno de Los Gordos o Triaca va a ser el nuevo secretario general de la CGT, chicaneó, para concluir