Por Luis Mendoza 
lmendoza@cronica.com.ar 

El ministro de Modernización, Andrés Ibarra, defenderá mañana en el Senado el proyecto de ley que apunta a habilitar a las compañías telefónicas a ofrecer el servicio de cuádruple play, a través del cual podrán brindar a sus clientes telefonía fija y móvil, Internet y televisión.

Mientras se termina de definir en la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia la fusión de Telecom y Cablevisión, se abrirá así el debate legislativo sobre la iniciativa del Poder Ejecutivo, que busca incluir en el negocio a todos los operadores del sistema. El inicio del tratamiento parlamentario sobre la cuestión se dará en paralelo con la visita al país del jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, y también en el marco del reclamo de la compañía Telefónica para participar en igualdad de condiciones en el mercado de las telecomunicaciones en Argentina.

Ibarra se presentará ante la Comisión de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión de la Cámara Alta, que preside el justicialista Alfredo Luenzo (Chubut Somos Todos), para exponer sobre el proyecto enviado por el Ejecutivo la semana pasada y que ya fue cuestionado por legisladores de la oposición.

La idea es avanzar en las próximas semanas con el debate, para lo cual se invitará a especialistas en telecomunicaciones y a empresarios del sector, para que brinden sus puntos de vista, antes de emitir dictamen y llevar el tema al recinto de sesiones. La llamada Ley de Telecomunicaciones Convergentes habilita a las telefónicas a ofrecer el cuádruple play en condiciones "transparentes, equitativas y no discriminatorias, sin que pueda acordarse exclusividad o preferencia alguna de hecho o de derecho".

Para tal fin, en el articulado se establece que "los prestadores o concesionarios de servicios públicos nacionales, provinciales o municipales deberán facilitar a los licenciatarios de Servicios de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones el acceso a la infraestructura pasiva de la que sean titulares".

Críticas

El tema genera polémica y ya desde la oposición comenzaron a conocerse cuestionamientos. El diputado nacional Sergio Ziliotto, del interbloque Argentina Federal, consideró que se beneficia a los grupos concentrados del sector en detrimento de las cooperativas y entes públicos provinciales, que aparecen "en el papel secundario de operadores virtuales, no de operadores con derechos plenos".

Ibarra

Por su parte, el ministro Ibarra adelantó el fin de semana que con el proyecto "todos ganan y pierden un poquito", pero que "en el mediano plazo todos van a ganar con la competencia". Explicó que la posibilidad de compartir la infraestructura para el desarrollo de la fibra óptica permitirá conectar a 2.000.000 de hogares "junto a la Internet satelital en las localidades más pequeñas".

Aseguró, además, que los usuarios de la Capital Federal podrán optar en el corto plazo por Cablevisión-Telecom o cualquier operador de cable y Telefónica o Claro, a través de una oferta "paquetizada".