En medio de los preparativos para la conmemoración de los 40 años del inicio del conflicto del Atlántico Sur, que tendrán lugar este sábado en el Día del Veterano y de los Caídos de la guerra, el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Guillermo Carmona, señaló que las actividades por esta fecha buscarán reconocer y homenajear a quienes "dieron su vida o la pusieron en riesgo para cumplir su deber con la patria" y reforzar "una mirada crítica a las decisiones de la última dictadura cívico-militar".

Resaltó en una entrevista con Crónica que "los apoyos que recibe la Argentina en su reivindicación de soberanía son mayoría en el mundo" y brindó detalles sobre las 31 armas nucleares que Reino Unido trasladó al archipiélago durante la guerra bajo sospechas de ser bombas con "una potencia más grande" que la utilizada en Hiroshima.

Guillermo Carmona, secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur (Nahuel Ventura/Crónica).

 

- A 40 años del conflicto del Atlántico Sur, ¿cuál es el balance sobre el reclamo de soberanía?

- Guillermo Carmona: En esta fecha podemos hacer memoria de la historia larga que vincula a los argentinos y argentinas con Malvinas. Comenzó con la presencia española en las islas, continuó con la etapa de presencia argentina durante los primeros pasos de la independencia y tuvo como momento crítico la usurpación por parte de Gran Bretaña. Desde 1833, la Argentina nunca dejó de exigir la devolución de sus territorios ilegítimamente fueron usurpados.

En nuestro proceso de conmemoración no podemos dejar afuera al conflicto del Atlántico Sur. Fue un hecho traumático y sus consecuencias están proyectadas hasta el día de hoy. Nos tiene que dar una mirada crítica de las decisiones de la dictadura cívico-militar, pero al mismo tiempo tenemos que reconocer y homenajear a los caídos en Malvinas, a nuestros ex combatientes, veteranos y veteranas de guerra, que dieron su vida o la pusieron en riesgo para cumplir su deber con la patria. Ese es el espíritu con que abordamos estos 40 años.

 

 

 

 

- ¿Cómo es la actual relación con Reino Unido por la Cuestión Malvinas?

- GC: Esta ocasión de los 40 años del conflicto del Atlántico Sur se proyecta muy fuertemente en nuestro accionar internacional. Hay un despliegue de la diplomacia argentina a partir de la impronta que dio el presidente Alberto Fernández de que Malvinas es una política de Estado

Realizamos acciones en la región y en todo el mundo a través de nuestras embajadas con especial foco en los organismos internacionales. Estamos trabajando en fortalecer el reclamo a Reino Unido, que se reinicie el diálogo y se retomen las negociaciones que quedaron congeladas unilateralmente por el Reino Unido antes del conflicto en el Atlántico Sur, en diciembre de 1981. 

 

- En el panorama internacional, Argentina recibió apoyos de los gobiernos de China y España en la Cuestión Malvinas, ¿qué balance realiza sobre ese respaldo?

- GC: Los apoyos que recibe la Argentina en su reivindicación de soberanía son mayoría en el mundo. Cuatro presidentes españoles reclamaron que se cumpla el derecho internacional sobre Malvinas y que el Reino Unido retome las negociaciones. En un proceso de Brexit, esto es muy importante. Además, hace 50 años, desde que nuestro país y China tienen relaciones diplomáticas, que ese país sostiene lo mismo: su reconocimiento a la soberanía argentina en Malvinas. La reacción de la canciller británica Liz Truss revela la enorme debilidad que tiene la posición británica en el orden internacional. El Reino Unido no consigue los apoyos que consigue Argentina, incluso en la Mancomunidad de Naciones.

 

- ¿Cómo es la situación de los varados en Malvinas y la relación con los isleños?

-GC: En todas las políticas públicas que son implementadas en la Argentina es considerada la población de Malvinas como parte del territorio nacional y tenemos un compromiso de política exterior y constitucional con quienes habitan las islas. Reconocemos los intereses de los isleños en las cuestiones vinculadas en la situación en que vive esa población.

Eso ocurrió con la asistencia sanitaria que ofrecimos y con los vuelos. Hay varados en Malvinas desde marzo de 2020. El gobierno británico nunca se ocupó de ese tema y fue el argentino el que ofreció en más de una ocasión una solución para esa situación. Algunos residentes isleños, que son originarios de Chile o de Perú, no pudieron volver a sus países por esta increíble negativa de parte del gobierno británico de no aceptar estos ofrecimientos. 

Más allá de los rechazos, el Gobierno argentino debe estar atento a atender los intereses de los isleños y respetar su modo de vida. De ninguna manera implica reconocerles el derecho de autodeterminación a habitantes del territorio nacional que están allí originariamente en base a una estrategia colonialista de parte de Reino Unido. 

"Los apoyos que recibe Argentina son mayoría en el mundo", destacó Carmona (Nahuel Ventura/Crónica).

 

- ¿En qué estado está el reclamo del Gobierno argentino por la presencia de armamento nuclear en las islas durante la guerra?

- GC: En 2003, el Ministerio de Defensa británico -sin dar demasiadas específicaciones- reconoció que había transportado armamento nuclear a Malvinas. Desde ese momento, el reclamo de Argentina fue muy intenso en reiteradas oportunidades y luego se denunció la posible presencia de armas nucleares en el proceso de acelerada militarización del archipiélago. En cada ámbito de las Naciones Unidas en las que tuvimos posibilidad de volver a hacer la denuncia lo hemos hecho. 

En Conferencia de Desarme en la sede de la Organización de las Naciones Unidas en Ginebra, el caciller Santiago Cafiero reclamó explicaciones a Reino Unido por una situación que tomamos conocimiento en un portal británico y luego lo constatamos con la existencia de documentos que fueron desclasificados por el Gobierno británico. Se trató de 31 armas de alto poder nuclear, que fueron trasportadas en cuatro embarcaciones que estuvieron en el conflicto y algunas de ellas bajo el fuego argentino

Según los archivos desclasificados llevaron bombas de profundidad, que son utilizadas para la lucha submarina, con potencial en kilotones entre 0,5 a 10, no se sabe con precisión cuántas había de cada graduación. Para tener una referencia: la bomba que explotó en Hiroshima tenía 15 kilotones. Entonces, con dos bombas de 10 kilotones, la potencia era más grande. Estos documentos dan cuenta que esas bombas podían lanzarse desde aviones y helicópteros, por lo que ese poder destructivo sería mucho mayor en caso de uso.

Con todo esto, el Reino Unido expuso a la contaminación por radiación a los combatientes de cada lado, a la población isleña de origen británico y a la del territorio continental de Argentina. Es un acto de absoluta responsabilidad que ese país aún no da cuenta. El Gobierno argentino seguirá con su reclamo en distintos foros para que dé explicación sobre el destino de esas armas nucleares porque nada nos asegura que no hayan quedado en Malvinas. Y nada nos asegura que no hayan introducido más después.

 

Carmona, en medio de los preparativos por los 40 años de la Guerra de Malvinas (Nahuel Ventura/Crónica).

 

- ¿Cómo avanza el Plan Proyecto Humanitario para la identificación de los soldados caídos en Malvinas?

- GC: Se completaron dos etapas con el trabajo de la Cruz Roja internacional y con Equipo de Antropología Forense. Significó un fuerte compromiso del Gobierno argentino que reclamó la identificación de los caídos del cementerio de Darwin y un actitud de cumplimiento del derecho por parte de Reino Unido después de muchos años de reticencia. Estamos trabajando en una tercera etapa: hicimos ya la solicitud al Comité internacional de la Cruz Roja y giramos la solicitud al Reino Unido para hacer los trabajos necesarios. Las primeras respuestas fueron favorables y esperamos que se pueda concretar.

 

El cronograma de actividades por los 40 años de la Guerra de Malvinas

  • En la noche del 1 de abril será realizada la tradicional vigilia en la ciudad de Río Grande, y durante el día 2 de abril harán diversas actividades conmemorativas en Ushuaia, capital de la provincia que integran las Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur.

 

  • El 2 de abril a las 11 tendrá lugar un oficio religioso en la Basílica de Luján que será celebrado por el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor Oscar Ojea

 

  • El 2 de abril a las 12.30 en el Museo Malvinas e Islas del Atlántico Sur será el acto oficial en el que participarán las máximas autoridades nacionales e invitados especiales. Este acto será transmitido en directo y realizarán el izamiento de la bandera en simultáneo en distintos puntos del país: Ushuaia, Chaco, Rosario, Malvinas Argentinas, Bariloche y Salta.

 

 

  • Tecnópolis abrirá sus puertas entre las 14 y 20 del 2 de abril con una jornada especial en homenaje a los caídos, veteranos y las veteranas y excombatientes hombres y mujeres que participaron del conflicto bélico en 1982. Habrá propuestas artísticas y culturales para toda la familia: recitales, teatro, exposiciones de distintos ministerios, ferias, charlas, propuestas para infancias y más. La entrada es libre y gratuita y será obligatorio presentar el Pase Sanitario de Vacunación para el ingreso.

 

  • A las 20 del sábado, desde el Auditorio Nacional del Centro Cultural Kirchner, llevarán a cabo el concierto “Malvinas nos une”, un ensamble de cámara con dirección de Julián Caeiro y Pablo Salzman. El espectáculo contará con la participación de grandes artistas invitados e invitadas: León Gieco, Benito Cerati, Antonio Birabent, Dolores Solá, Ligia Piro, Shitstem, Gastón Pauls, Darío Volonté, Feli Colina, Sebastián Andersen, Luisa Kuliok, Flor Bobadilla, Martín Renínqueo, Bruno Arias, Maca Mona Mu, Juan Palomino y el Coro Nacional de Niños dirigido por María Isabel Sanz. El concierto requiere reserva de entradas, que puede gestionarse en cck.gob.ar a partir del martes 29 de marzo.

 

M.B. 

Ver comentarios