El chofer Oscar Centeno pidió al juez federa Claudio Bonadio que lo sobresea en la causa de los cuadernos con el pago de sobornos a entonces funcionarios kirchneristas, y reclamó que no lo envíe a juicio oral y público.

Lo hizo saber a través de su defensor oficial Gustavo Kollmann y al oponerse a la elevación a juicio que está por resolver el juez luego de recibir el visto bueno en ese sentido de la fiscalía a cargo de Carlos Stornelli y las querellas.

La defensa recordó que Centeno "facilitó la investigación y profundización" hasta "rincones jamás antes transitados en un proceso judicial".

Para el defensor, Centeno está procesado como miembro de la asociación ilícita por la forma en que se dio su confesión, que no fue inicialmente voluntaria sino que la investigación surgió a partir que un conocido suyo aportó las anotaciones de aquel.

"¿'Qué habría ocurrido con Centeno de haber acercado en persona sus manuscritos a los investigadores? Me animo a sostener que jamás habría sido considerado como imputado", cuestionó la defensa.

Al sostener que no fue parte de la asociación ilícita, la defensa remarca que "no era de confianza" de los funcionarios involucrados así como tampoco de Roberto Baratta, el funcionario del Ministerio de Planificación Federal para quien él directamente trabajaba transportándolo junto a los bolsos con dinero.

"Centeno ha sido siempre un mero chofer" dijo la defensa y que sólo se ocupó de llevar y traer a Baratta.

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos