El candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, se consagró como presidente electo de la Argentina tras conseguir el 48,03 % de los votos, y de esa manera evitó una segunda vuelta electoral con el actual jefe del Estado y postulante de Juntos por el Cambio a la reelección, Mauricio Macri, que sumó el 40,44 % de los sufragios, en un sorprendente crecimiento de acuerdo a lo que había cosechado en las PASO.

Fernández y su compañera de fórmula, la ahora vicepresidente electa Cristina Kirchner, basaron principalmente su triunfo en los guarismos que cosecharon en el distrito más poblado del país, la provincia de Buenos Aires, donde obtuvo el 52,05 % de los votos, contra solo 36,02% de Macri, que fue secundado por el senador Miguel Ángel Pichetto.

LEÉ MÁS: El Congreso que se viene: así quedaron conformadas las bancas

La novedad del resultado de este domingo fue el notable crecimiento de Macri, ocho puntos más que en las primarias de agosto, con lo que dejó nuevamente como las grandes derrotadas a las consultoras y encuestadoras, ya que no previeron el avance de Juntos por el Cambio.

De acuerdo con el escrutinio de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias, Macri había logrado el 31,79% de los votos, lo que equivale a 8.121.416 votos, y quedó a más de 4 millones de Fernández, que alcanzó el 47,78% sumando 12.204.770 de sufragios.

LEÉ MÁS: El oficialismo ganó en los principales municipios bonaerenses

Ahora, con el 97,13% de las mesas escrutadas de las elecciones generales, el actual presidente cosechó el voto de 10.470.607 de personas, un 40,37% de los sufragios, que desprende de 2.349.191 más con respecto a las PASO.

En el caso del Frente de Todos, Alberto obtuvo el 48,10% de los votos, es decir que fue elegido por 12.473.709 de personas, equivalente a 100 mil sufragios más respecto de lo que logró en las primarias.

El Presidente logró imponerse en seis provincias, cuatro más de las que ganó en agosto: Mendoza, Córdoba, Entre Ríos, San Luis, Santa Fe y la ciudad de Buenos Aires, con lo que recuperó su poderío en la zona centro del país, con excepción de la provincia de Buenos Aires.

Además del rotundo triunfo en Buenos Aires, el peronismo sustentó su triunfo en las provincias de la Patagonia y el Norte, donde Alberto arrasó nuevamente, y Juntos por el Cambio ni siquiera logró ganar en los distritos que gobierna, como Jujuy y Corrientes.

Ver más productos

La iglesia recuerda hoy a santa María Crucificada de Rosa.

La iglesia recuerda hoy a santa María Crucificada de Rosa

Perón y Evita, una nueva era política en el país

De Perón a Fernández, un país siempre convulsionado

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos