Por Luis Mendoza 
lmendoza@cronica.com.ar 

El oficialismo insistirá en avanzar con reformas en el ámbito de la Justicia y, puntualmente, en el Consejo de la Magistratura, cuyos cambios quedaron pendientes de tratamiento en el Congreso. El apuro por sancionar la reforma previsional y el paquete de leyes económicas, en diciembre último, postergó el debate del proyecto de ley, que apunta a cambiar la representación en ese órgano judicial, elevando de 13 a 16 los miembros que lo conforman.

La idea de la iniciativa, que ingresó al Congreso a principios de diciembre, eleva el número de miembros, con el objetivo de otorgar mayor representación a abogados y jueces, equilibrando la actual representación con hegemonía de diputados y senadores nacionales. El Consejo de la Magistratura tiene a su cargo la selección de los magistrados y la administración del Poder Judicial y entre sus atribuciones se destaca la apertura del procedimiento de remoción de jueces, ordenar la suspensión cuando correspondiere y formular la acusación del caso.

También tiene la potestad de seleccionar, mediante concursos públicos, los postulantes a las magistraturas inferiores, proponiendo ternas para el desempeño de los cargos a cubrir. Actualmente, el Consejo de la Magistratura está integrado por tres representantes del Poder Judicial, seis del Poder Legislativo (tres diputados y tres senadores), dos abogados, uno del ámbito académico y uno designado por el Poder Ejecutivo.

El proyecto impulsado por el gobierno propone que en el futuro esté integrado por 16 miembros: cuatro jueces, seis legisladores, cuatro representantes de abogados de la matrícula federal, un representante del Poder Ejecutivo nacional y un representante del ámbito académico y científico.

El presidente del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal, Jorge Rizzo, avaló el proyecto, señalando que "coloca a los estamentos (de la Justicia) en paridad, rompiendo la hegemonía de la política". Argumentó que genera mayorías "que rompen la lógica" de los distintos sectores y que otorgan mayores márgenes para el nombramiento de jueces y también para que se inicie el proceso de enjuiciamiento de magistrados con mayor facilidad.

El recorrido legislativo

El proyecto fue girado a las comisiones de Justicia y de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados, cuyo presidente, el macrista Pablo Tonelli, dijo que el mayor mérito que tiene "es que se vuelve al respeto a la Constitución y también se perfecciona el funcionamiento del Consejo en algunos aspectos menores, para optimizarlo".

La iniciativa fue presentada el 7 de diciembre por el ministro de Justicia, Germán Garavano, estimándose que podría ser tratada en febrero, en extraordinarias, o bien en marzo, cuando arranque el próximo período ordinario de sesiones y todas las comisiones estén constituidas y en funcionamiento.

"Sería conveniente que entre marzo y abril pudiéramos contar con la nueva norma", dijo el diputado Tonelli. También está pendiente de una definición legislativa el proyecto que apunta a reformar el Ministerio Público Fiscal, cuya conformación debe normalizarse después de la renuncia de la controvertida ex procuradora Alejandra Gils Carbó.