La vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, cargó duramente contra el Fondo Monetario Internacional y opinó que ese organismo "ha vivido condicionando la democracia argentina". También le pidió al presidente Alberto Fernández, con quien compartió el escenario en la Plaza de Mayo, que "convoque a todos los partidos políticos con representación parlamentaria para que le digan (al FMI) que no se va a aprobar ningún plan que no permita una recuperación económica".

El discurso de Cristina Kirchner fue uno de los momentos más esperados del acto central por el Día de la Democracia, que tuvo lugar en Plaza de Mayo ante una multitud que colmó ese paseo y varias cuadras adyacentes. Allí compartió escenario con el presidente Alberto Fernández y con dos exmandatarios de la región que fueron invitados especialmente para la ocasión, los de Brasil, Luiz Inacio "Lula" Da Silva, y de Uruguay, José "Pepe" Mujica.

Cristina hizo una reivindicación de la democracia, de las Madres de Plaza de Mayo y de los soldados caídos en la Guerra de Malvinas, quienes "fueron los que recuperaron la democracia". Sin embargo, gran parte de su alocución hizo eje en la relación con el Fondo Monetario Internacional (con quien el Gobierno se apresta a firmar un acuerdo para renegociar una deuda de U$S 44 mil millones). Lo contrastó con el período 2003-2015, al que calificó como "un momento único en Latinoamerica de crecimiento económico, de incorporar ciudadanos a la democracia social, de generar puestos de trabajo y de autonomía nacional para tomar decisiones".

El discurso de Cristina Kirchner fue seguido por una multitud.

"Bajamos la deuda en dólares, le pagamos al Fondo, dejamos el salario mínimo vital y móvil en dólares más alto de Latinoamérica, la jubilación más alta de Latinoamérica y además, esto no lo digo yo sino un informe del Banco Mundial, duplicamos la clase media. El peronismo, le pese a quien le pese, en diez años de 2002 a 2012 duplicó la clase media, por más que algunos lo reniguen o no les guste", destacó.

“Después se hizo la noche otra vez. Antes los gobiernos populares eran desalojados por golpes de estado, por militares. Esta vez vinieron con togas de jueces y medios hegemónicos. No nos desaparecían con picana, bastaba hacerlo con tinta o en los medios de televisión", dijo sobre el período en que gobernó el macrismo. "Esas son las nuevas formas de persecución. Pero volvimos, porque el pueblo siempre encuentra la manera de volver”, dijo.

En cuanto al FMI, la titular del Senado expresó: "Permítanme ser desconfiada, el Fondo ha vivido condicionando a la democracia argentina”. Luego agregó que “insisten con modelos y políticas que no dieron resultado, que fracasaron incluso durante la dictadura, cuando no había partidos políticos, sindicato ni Congreso".

"¿Por qué no se dan cuenta que los programas de hambre y las políticas de ajuste siempre colapsan? En cambio nosotros pudimos ofrecer 12 años de estabilidad, crecimiento e inclusión social", insistió.

De cara al nuevo acuerdo en ciernes con ese organismo, Cristina Kirchner reclamó que el Presidente "convoque a todos los partidos políticos con representación parlamentaria para que le digan que no se va a aprobar ningún plan que este que permita una recuperación económica. Es el deber de todos los argentinos, sobre todo los de la fuerza política que volvió a traer al Fondo a la Argentina", dijo en clara alusión a Juntos por el Cambio.