Cuando Daniel Scioli llegó a Brasil en junio del 2020 para asumir como embajador, la relación política con el principal socio comercial de la Argentina iba de rota a inexistente. Dos años después, el recientemente nombrado por el presidente de la Nación, Alberto Fernández, como su nuevo ministro de Desarrollo Productivo, volvió a Buenos Aires con una foto de despedida junto a Jair Bolsonaro que le fue expresamente pedida por el jefe de Estado brasileño. Scioli le llevó una réplica de su lancha de regalo. Ahora, se concentra en la agenda local y ya tiene definido dónde pondrá el foco.

 

Asume el miércoles por la tarde”, confirmaron a Crónica.com.ar fuentes de Presidencia. Desde el entorno de Scioli manejan la misma información, aunque aún sin horario exacto, sobre cuándo iniciará funciones Scioli en la cartera que dejó Matías Kulfas, tras su escandalosa renuncia (de 14 páginas) con desenlace judicial. “Es un tema terminado, cometió un error que yo no soporto”, es la postura del presidente Fernández según compartieron con este medio fuentes de la comitiva presidencial que lo acompañó en su viaje a Estados Unidos por la Cumbre de las Américas. 

 

Otra decisión tomó el mandatario nacional paralelamente al nombramiento de Scioli y fue subir al avión a Los Ángeles al presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa. El tigrense, según información que también circuló arriba del vuelo presidencial, recibió un mensaje de Scioli luego de aceptar el puesto. “Quedaron en reunirse y Sergio aceptó”, agregaron las fuentes.

 

 

 

Scioli cosechó en Brasil y asume como ministro de Fernández

 

Dos años atrás, con Brasil el ida y vuelta histórico estaba empantanado por las diferencias políticas entre el Frente de Todos y el Partido Liberal que encabeza Bolsonaro. Fernández apoyó y apoya al ex presidente, líder del PT, Lula Da Silva (en dos meses arranca la campaña presidencial allí) y eso sirvió de barrera en algunos puentes que, antes, funcionaban sin problema. La llegada de Scioli en junio del 2020 fue clave para eliminar obstáculos y consiguió construir un buen vínculo que, ahora, servirá de prólogo para la nueva función que lo espera en el gobierno.

 

 

Lo último sobre Brasil: Era domingo 12 y Scioli ya se iba a tomar el avión a Buenos Aires. Un llamado de Bolsonaro lo hizo pegar la vuelta. Le pidió si se acercaba que quería despedirse. “Daniel mandó rápidamente a buscar entre las últimas cosas que tenía embaladas una réplica de su lancha, La Gran Argentina. Se despidió de Bolsonaro con la foto de ambos sosteniendo la lancha”, contaron desde el entorno del ex gobernador bonaerense. La foto rápidamente se replicó en redes sociales.


 

Lo que viene en el ministerio de Desarrollo Productivo a cargo de Scioli

 

Scioli espera encontrarse entre hoy y mañana con Fernández, antes de asumir como su ministro de Desarrollo Productivo de la Nación. Habló con el Presidente el fin de semana pasado por teléfono y quedaron en juntarse a su regreso de Los Ángeles. En ese tiempo el ex candidato presidencial (en 2015) acomodó su salida de la Embajada Argentina en Brasil y, ya en Buenos Aires, comenzó a delinear una agenda de trabajo.

 

 

La bandera de Scioli en sus tiempos de gobernador fueron las pequeñas y medianas empresas, “una obsesión que mantuvo en Brasil”, aseguraron fuentes allegadas. “Hará hincapié en las pymes desde el comienzo de su gestión”, agregaron. A su vez, “pondrá atención en que avancen los proyectos de ley relacionados con Desarrollo Productivo que quedaron pendientes, como electromovilidad y autopartes”. En tanto, “Scioli ya está al tanto de varios programas en marcha en el Ministerio y recibió información de los funcionarios a cargo. En la lista de objetivos enumerados, también se destacó ampliar el sistema crediticio para las empresas y favorecer el ingreso de divisas que tanto necesita el país.

 

Por este último punto, Scioli quiere reunirse con el ministro de Economía, Martín Guzmán, “con quien mantiene una conversación fluida”, destacaron desde su entorno.

 

En poco más de un mes, el 21 de julio, habrá una cumbre del Mercosur en Asunción, Paraguay. Allí, Scioli podría volver a destacarse por su buena relación con Bolsonaro. El brasilero, como ya lo demostró en Los Ángeles, busca acercarse a Fernández en la antesala de la campaña presidencial en Brasil a donde enfrentará a Lula Da Silva.

 

Por F.G.

Ver comentarios