Por Roberto Di Sandro
El Decano | 73 años en la  Casa Rosada
rdisandro@cronica.com.ar

A seguir cuidándose

El presidente Alberto Fernández hizo anuncios sobre la aparición de la vacuna. Un medido alivio se observó en el país. No obstante, como lo viene haciendo desde principio de esta pandemia, repitió con claridad y fuerza: “Hay que seguir cuidándose. Esto no terminó”. Salió a revelar cuántas serán las vacunas que llegarán al país, pero aún no se sabe cuándo se aplicarán. Dijo que antes de terminar diciembre, pero dio el número “para 300.000 personas”. ¿Se podrá? Todavía se aguardan diversos detalles.

Viajó una misión especial a Rusia para conocer detalles e informar con posterioridad. Mientras tanto, se muestran infinidad de problemas, principalmente de carácter social. Aumentos en los precios, volúmenes insospechados de desocupación, chicos que necesitan ayuda para sobrevivir y otras carencias. El gobierno lanza algunos subsidios que alivian situaciones pero no se logra una solución a largo plazo.

Desde el corazón del gobierno se dijo a Crónica que “una vez que comience la aplicación de la vacuna se irán conociendo medidas que darán respuesta a los problemas que aquejan a los sectores más necesitados”. Se advierte que no quieren adelantar programas de acción pero sí se anticipa que las conversaciones con el Fondo Monetario Internacional continúan en Washington y “un programa económico se está delineando para el futuro”. Una figura muy allegada al Presidente soltó: “Esta vez va en serio”. La esperanza nunca se pierde.

Una de cal y otra de arena

Se sentaron frente a frente y tuvieron un “tête a tête” relevante. Un ministro: Martín Guzmán, que comanda la economía argentina “con todos los poderes”, según dicen. Y un empresario superlativo: Paolo Rocca, poderoso hombre de negocios. Allí, en medio de sonrisas pero con lengua filosa, se cruzaron en varias cosas.

Pero hubo dos, que le dieron empate: “No queremos saber más nada con esto de que aumenten los impuestos”, dijo el veterano empresario CEO de Techint. No hubo una respuesta concreta, pero sí el joven economista, que es discípulo del premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz, dejó traslucir algo parecido. Casi al unísono, Guzmán replicó con un “atención Paolo, la empresa Tecpetrol, plan gas mediante, está por invertir 1.400 millones de dólares en Vaca Muerta en el 2021”.

Silencio y aceptación con un movimiento de cabeza del hombre de negocios. De inmediato, gobierno, Techint y la unión de trabajadores de la construcción se movilizaron para analizar y ponerse a construir espacios que están paralizados por la pandemia.

Cifra escalofriante

En medio de diferentes temas que hacen a la candente situación de conflicto que atraviesa nuestra economía y por ende recae en lo social, el grupo más íntimo que rodea al Presidente se reunió varias horas para remarcar asuntos que no se logran solucionar. El tema del aumento de precios en la canasta de fin de año es uno de ellos. Allí se dibujaron operativos que tienen que ver con la eliminación de los remarcadores.

¿Qué hacer?, se preguntaron, y salieron algunas respuestas, duras sin duda, pero necesarias. Se conocerán sobre la marcha. El hambre recorrió el diálogo. En esas circunstancias se enfocó una alerta hambruna mundial voceada por el Programa Mundial de Alimentos que fue consagrado hace horas con el premio Nobel de la Paz.

Considera el organismo que “será mucho más dramático que la aparición del coronavirus” y el director del organismo, el norteamericano David Beasley, hizo pública la terrible revelación que afectará a más de 270 millones de personas que sufrirán la falta de alimentos. Una versión que circuló por los alrededores de Crónica nos dejó traslucir que el Presidente tuvo un contacto, a través de la tecnología actual, con el mencionado experto.

En la Argentina hay actualmente casi un 45 por ciento de pobres. Es decir, una cifra cercana a las 20 millones de almas que no pasan hambre pero están al filo. El motor gubernamental está comenzando a accionar para iniciar un nuevo año rompiendo la adversidad que nos está tocando vivir en este, que lleva un número par.

Breves, reales y sabrosas

Es el segmento de reflejar todo lo que ocurre: creíble y no creíble. Setenta y tres años en la Casa Rosada nos han enseñado a movilizarnos por diferentes sectores y conocer espacios, personas (pasan y se van) y demás intimidades que a veces nos convierten en una leyenda. Por eso en ciertas circunstancias nos enteramos de algo porque caminamos y “somos buscadores” de noticias.

Es así que se publican, en estos tiempos casi siempre, presencias que no estaban previstas ni se tenían en cuenta. ¿Cómo entraron?, preguntamos y nadie supo nada. Alguna réplica contesta: “Son reservadas”. Bien. Es natural que un gobierno o un organismo tengan las reservas en ciertos encuentros. De allí que el otro día, cuando aparecieron los dos juntos, el Presidente y la vicepresidenta, todo el mundo se alborotó.

Dieron cifras de distanciamiento; de meses de no verse, de no hablarse, etc., etc., etc.. Después las especulaciones. “Grandes estrategias entre ambos”; ni se miraron; “una gran frialdad” y muchos otros argumentos. Entonces aquí nuestra pregunta de muchos años de trayectoria: ¿y si se vieron reservadamente en Olivos?... ¿Y si lo hicieron en la Casa Rosada... u otro sector oficial?... Cuántos accesos tienen Olivos, la Casa Rosada y otros sectores de los edificios oficiales.

Les cuento una de las tantas que viví, junto a otro colega que hoy no está: Osvaldo Piñero. Dicen que Perón y Balbín se vieron una sola vez en la Casa Rosada. No es así. Después de la primera, el gran político radical se encontró con el líder justicialista tres veces y en el Patio de las Palmeras.

Caminaron alrededor de la fuente y este cronista, junto a mi colega que hace años que está de gira, los vio a cierta distancia. Tuvimos la exclusividad. Nunca se informó oficialmente. También era reservado. ¿Por qué no puede ocurrir lo mismo con los dos Fernández?... El ministro del Interior, Wado de Pedro, clavó la oreja (mejor el oído) en las apreciaciones que hizo Patricia Bullrich con respecto a Rodríguez Larreta al calificarlo de “poco duro” cuando se refiere a situaciones del gobierno.

En la Casa Rosada sostienen que la dama que estuvo adherida a casi todos los partidos se “hizo dueña” del PRO. Parece que también en el ministerio político se sigue con mucho interés los pasos del jefe de la Capital. En este caso con su encuentro con “su” jefe -seguirá siéndolo- Mauricio Macri.

Nadie se pierde nada. Las mujeres no paran y están en todos lados. Por primera vez una mujer estaría al frente de la Unión Industrial Argentina. El otro día, caminando por un pasillo de la Casa Rosada, escuchamos que alguien se refería a Carolina Castro como posible jefa de la UIA en lugar de Miguel Acevedo, con motivo de las próximas elecciones. A Gobierno, sin duda, llegan muchos chismosos como este, que no pertenece al elenco rosado pero dejó su huella: “Después de enero habrá cambios en el gabinete. Ya los tiene previsto el Presidente”.

El Presidente o... No diga nada más, viejo. Esto es real. Fue confirmado en su cargo el jefe de la Casa Militar, el coronel de Caballería Alejandro Daniel Guglielmi. También ratificaron en sus funciones como subjefe al teniente coronel Walter Rovira y al director de Operaciones, capitán de fragata Gonzalo Gordillo. Todos ellos habían sido señalados de no proteger la Casa el día del velatorio de Diego Armando Maradona.

El Presidente los confirmó a todos y reiteró que nada tienen que ver en ese desgraciado suceso. La cúpula de la Casa Militar desarrolla una tarea de verdadera protección de la Casa de Gobierno y atiende los requerimientos que se presentan con verdadera premura y estricto cumplimiento de las leyes vigentes en esta área tan importante de la sede gubernamental.

“Vamos bien”

Con esas dos palabras, la titular del Fondo Monetario Internacional se refirió a los diálogos que mantiene su organismo con la Argentina. Se lo dijo vía telefónica al ministro Guzmán la jefa máxima de la institución, Kristalina Georgieva, que aludió a la culminación de las negociaciones de la misión técnica enviada por la Argentina para tratar el tema del acuerdo de facilidades extendidas, y de otros detalles que servirán de base final al acuerdo general que se podrá lograr a fines de febrero.

Justamente esa misión técnica será una de las audiencias que tendrá la semana que viene el Presidente en la Casa Rosada. Informarán al jefe de Estado y al ministro los titulares de la delegación, Diego Bastourre y Ramiro Rossi, secretario y subsecretario de Financiamiento, respectivamente.

La titular del Fondo se mostró satisfecha y muy esperanzada en que “todo llegará a buen puerto”. Atenti, muchachos de la azul y blanca, a no aflojar. Buena semana para todos. Abrazos.