Uno de los momentos tensos en la apertura de las sesiones ordinarias en el Congreso ocurrió cuando el presidente Alberto Fernández reclamó que se avance en la investigación judicial sobre el origen de la deuda con el FMI contraída en la gestión macrista. Entonces, un grupo de diputados del PRO se marchó del recinto, en desacuerdo con las palabras del jefe de Estado. Todo, en un contexto de gritos y abucheos.

Poco después de haber tomado esa decisión, que generó malestar en algunos integrantes de Juntos por el Cambio, los legisladores que abandonaron el Congreso fueron recibidos por el ex presidente Mauricio Macri. El encuentro se produjo en su casa de Acassuso, donde asistieron otros referentes del espacio, entre ellos el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y la titular del PRO, Patricia Bullrich.

También dijeron presente los diputados Cristian Ritondo, María Eugenia Vidal, Diego Santilli, Gerardo Milman, Luciano Laspina, Álvaro González, Omar de Marchi, Federico Angelini y el senador Humberto Schiavoni. Incluso, participaron el ex ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, y el ex titular del Banco Central, Guido Sandleris, que analizaron los detalles técnicos del entendimiento que el gobierno nacional anunció con el FMI.

 

Según confiaron desde el PRO, la retirada del grupo de diputados ya estaba prevista en caso de que el Presidente criticara la gestión de Cambiemos y contaba con el aval de Macri. A diferencia de esos legisladores, los representantes del radicalismo y de la Coalición Cívica -aliados en Juntos por el Cambio- decidieron permanecer en el recinto y escuchar el discurso del jefe de Estado hasta el final.

A través de un comunicado, los diputados y senadores del PRO cuestionaron el martes a Alberto Fernández por su "intento de priorizar hablarle a la tribuna del Frente de Todos, en lugar de convocar al diálogo en momentos críticos de nuestro país". Para el espacio opositor, el jefe de Estado mostró en el Parlamento un "relato mentiroso y sesgado sobre la deuda pública en Argentina".

Qué dijo el Presidente sobre la deuda en el Congreso

En uno de los extractos de su discurso ante la Asamblea Legislativa, Alberto Fernández hizo referencia a la importancia de que se avance con la investigación judicial sobre el origen de la deuda con el FMI contraída durante la gestión de Mauricio Macri, a la que consideró un "desatino".

 

“Este acuerdo tampoco releva al Poder Judicial de avanzar en esa investigación. Los argentinos y las argentinas tienen el derecho de saber cómo ocurrieron los hechos y quiénes fueron los responsables de tanto desatino”, aseveró el mandatario.

“El dinero que ingresó de ese préstamo no fortaleció las reservas del Banco Central, porque fue enteramente utilizado para pagar deuda externa insostenible y financiar la fuga de capitales. No quedó nada del dinero recibido en Argentina. Ni un puente ni una carretera. Sólo nos quedó una deuda externa impagable”, agregó.

 

 

 

Ver comentarios