El Banco Central concretó este miércoles la compra record desde 2016 de 583 millones de dólares, cifra a la que llegó durante la tercera jornada consecutiva de ingresos de la divisa estadounidense que concluyó con la suma de casi 1000 millones de dólares, destinadas a las reservas.

La nueva compra fue impulsada por un importante ingreso de divisas del sector agroexportador y por menores importaciones de energía, según trascendió en el mercado.

 

La autoridad moneraria, que había dispuesto días atrás un nuevo endurecimiento del cepo cambiario para los importadores, este miércoles obtuvo el mayor saldo diario a favor durante la gestión del presidente Alberto Fernández, con un monto que ascendió a u$s 583 millones tras su intervención en el mercado de cambios.

De esta manera, se revirtió el saldo acumulado del mes y pasó a ser positivo por cerca de u$s 400 millones. En comparación al mismo periodo del año pasado, el número continua siendo muy inferior a los u$s 727 que la entidad compró en el mismo mes del 2021.

 

Con estas compras, el monto a favor acumulado en lo que va del año se amplió a cerca de u$s 1260 millones, aproximadamente, pero continúa siendo mucho más bajo si se compara con los más de u$s 6400 millones que había adquirido durante el mismo período de 2021.

Según estimaron fuentes del mercado, el ingreso de dólares podría estar vinculado a la prefinanciación de exportaciones, lo cual está contemplado en el paquete de medidas que fue anunciado el lunes pasado. Esto le habría permitido al Central tener más divisas a disposición para sumar a sus reservas.

 

Sin embargo, otros operadores señalaron que el resultado de este miércoles se explicó por un repunte en el ingreso de dólares del agro, sumado a menores pagos para la importación de la energía que se está trayendo el país para cubrir el faltante, que en los últimos días venía implicando montos diarios por más de u$s 100 millones.

Así, por ahora, el Central sigue aprovechando la caída de la demanda mientras el mercado se adecúa a la nueva normativa. No obstante, los analistas prevén que es probable que en los próximos días desciendan las compras, a medida que los sistemas operativos se adapten y se normalicen los pagos al exterior.

Ver comentarios