Tras conocerse la inflación de mayo, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) dispuso “hoy elevar los límites mínimos de las tasas de interés sobre los plazos fijos de personas humanas, estableciendo el nuevo piso en 53% anual para las imposiciones a 30 días hasta 10 millones de pesos”.

 

El nuevo aumento significa que para los ahorristas que apuesten por el Plazo Fijo en pesos, el rendimiento pasaría del 48% anual al 53%, o 4,41% mensual. Lo que implica que, por cada $10.000 que se depositen se obtendrá un rendimiento de $441. En tanto que por $40.000, equivalente a un aguinaldo promedio en Mendoza, en 30 días se obtendrían $1.764.

Si la inversión se renovara mes a mes, al cabo de un año el rendimiento sería del 67,8%, más cercana a las estimaciones de inflación que más de 40 especialistas señalaron en el último Relevamiento de Expectativas de Mercado del Banco Central (los precios cerrarán el año con un aumento superior al 72%).

“Al mismo tiempo el BCRA mantendrá los mecanismos por los cuales garantiza que la suba de la tasa de política monetaria se traslade íntegramente a los depositantes, tanto de personas humanas como empresas, a través de los plazos fijos con tasa mínima y los plazos fijos UVA”, se informó.

Asimismo, el BCRA dispuso hoy elevar en 300 puntos básicos la tasa de interés nominal anual de las Letras de Liquidez (Leliq) a 28 días, pasando de 49% a 52%. Para el resto de los depósitos a plazo fijo del sector privado la tasa mínima anual garantizada se establece en 50%.

De acuerdo con el Banco Central, “en una economía como la argentina con un canal del crédito relativamente pequeño, la suba de tasas actúa principalmente incentivando el ahorro en pesos. Su acción antinflacionaria entonces pasa en gran medida por contribuir a la estabilidad cambiaria y financiera, debiendo estar complementada con otros instrumentos de la política económica para reducir la inercia inflacionaria”.

 

El BCRA continuará calibrando la política monetaria en función de la evolución observada y prospectiva del nivel general de precios y continuará llevando a cabo acciones para alinear su política monetaria con los Objetivos y Planes del BCRA para el año 2022, en los que las autoridades establecieron como meta fijar el sendero de la tasa de interés de política hacia retornos reales positivos sobre las inversiones en moneda local”, finaliza el comunicado de este 16 de junio.

Ver comentarios