Por Luciano Bugner 
@lucianobugner 

Con la adhesión al 29M confirmada, el Frente Sindical volvió a marcar sus diferencias con la CGT. El plenario en Camioneros resolvió hacer activo el paro: ollas populares y participación en el acto por el aniversario del Cordobazo. Además, en un documento rechazaron "el supuesto diálogo de los 10 puntos al que convoca el gobierno".

De manera paralela, el ministro de Trabajo y Producción, Dante Sica, visitó Azopardo. "Adherir a la realización de ollas populares y a la conmemoración del Cordobazo el mismo 29 de mayo", destacó el escrito que el Frente Sindical emitió tras el plenario. Si bien de manera unánime se acató el paro declarado por la CGT, las discusiones internas fueron varias.

La huelga por 36 horas que sindicatos del Frente empujaban se desvaneció durante el propio plenario que se llevó a cabo en la biblioteca que Camioneros tiene en el barrio porteño de Parque Chacabuco. La movilización en Capital Federal también quedó en un segundo plano, ya que la misma se mudará a Córdoba, donde se conmemorarán los 50 años del Cordobazo.

En cuanto al ítem "ollas populares" quedaron puntos por resolver. Se votó por unanimidad hacer nuevamente ollas, "para mostrar el hambre que hay en Argentina", explicaron desde el Frente, pero aún no saben dónde. Cabe resaltar que los movimientos sociales las realizarán en la ciudad.

Además, el documento del sector rechazó "la participación de la CGT y de otros actores en el supuesto diálogo de los 10 puntos de consenso propuesto por el gobierno, porque el único objetivo es proseguir la aplicación de la política económica que hay que modificar", y exigió "el cese de la persecución a los dirigentes del movimiento nacional y popular, en particular a quienes fueron denunciados por adherir al paro del 30 de abril" último.

"Es llamativo sobre el particular el silencio del consejo directivo de la CGT, porque esa convocatoria fue realizada en ejercicio de derechos constitucionales", puntualizó el moyanismo. Los dirigentes aseguraron que las estrategias económicas oficiales imponen de forma progresiva "la miseria" y destruyen "el entramado productivo".

Reafirmaron que la huelga del 29 será "la consecuencia del paro del 30 de abril del Fresimona y otros sectores" y criticaron que la protesta no fuese consultada al Comité Central Confederal y a las delegaciones regionales.

Reuniones en la CGT

Azopardo tuvo ayer sus movimientos. En horas de la mañana, dirigentes cegetistas -entre ellos los hermanos Daer- recibieron a pequeños empresarios nucleados en Cgera. "Sería importante hacer un congreso entre las dos instituciones para trabajar en las propuestas para que cuando vengan los candidatos sepan qué tienen que hacer con cada sector a partir del 11 de diciembre", sentenció el presidente de la Confederación, Marcelo Fernández.

Pero la visita de lujo fue la de Dante Sica. El ministro de Trabajo y Producción, acompañado de Alejandro Finocchiaro (Educación) dijo que "Argentina tiene que adaptarse a un cambio tecnológico y a las nuevas formas de producción en las industria". Partícipe del panel fue Héctor Daer, uno de los secretarios generales de la CGT.