Una fuerte controversia se produjo esta mañana entre diputados del oficialismo, encabezados por Máximo Kirchner, y de la oposición, liderados por Cristian Ritondo y Mario Negri, en el último tramo de la sesión especial en la que finalmente, con los votos de la oposición, fue rechazado el proyecto de Presupuesto 2022.



En el marco de esas exposiciones, Máximo Kirchner subrayó el compromiso expresado por el presidente Alberto Fernández de enviar al Congreso para su análisis el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional y lo contrapuso con la forma en la que el gobierno de Mauricio Macri contrajo la deuda de 44.000 millones de dólares en el último tramo de su gestión.

Ojalá que hoy esa oposición hubiera sido tan meticulosa en su mirada con el acuerdo con el Fondo. Quizá fue la cobardía de no poder mandar ese proyecto acá”, aseveró el presidente del bloque de diputados nacionales del Frente de Todos.

"Votemos y terminemos el show, por favor”, pidió Máximo Kirchner a los referentes de la oposición, minutos antes de la votación.

Si bien hasta ese momento, Juntos por el Cambio se había inclinado a favor de votar por la propuesta del oficialismo de pasar a un cuarto intermedio hasta el martes para continuar el debate del Presupuesto 2022 en comisión, fue el presidente del bloque de diputados del PRO, Cristian Ritondo, quien finalmente anunció el cambio de postura de ese espacio.

Mario Negri y Cristian Ritondo hablaron tras el discurso de Máximo Kirchner.


“Nos tenemos que respetar; diálogo es respeto al otro, entender cuando uno gana y pierde”, apuntó el presidente del PRO y lanzó queen la Ciudad nunca el kirchnerismo nos votó un Presupuesto; en la provincia de Buenos Aires nunca el kirchnerismo nos votó un Presupuesto; y en la Nación nunca el kirchnerismo nos votó un Presupuesto. Cuando ganan, no dialogan. Y cuando pierden, tampoco”, aseveró Ritondo.

En esa misma línea, el presidente del bloque de la UCR, Mario Negri, advirtió que “los errores se pagan y la responsabilidad hay que asumirla, y cuando uno tiene la responsabilidad de ser mayoría, hay cosas que no se puede dar el lujo de hacer".

"Si a las 14 hubiesen dicho que sí, no hubiesen estado 24 horas generando violencia verbal en este recinto y hubiese sido una señal distinta a la sociedad, entonces inevitablemente -más allá de lo que yo pienso-, las respuestas deben ser a la altura de lo que se ha hecho. El pase a comisión lo tiene que votar el oficialismo y quienes lo acompañan; nosotros no vamos a acompañar”, finalizó.

Previamente, la diputada del interbloque Federal, Graciela Camaño, consideró que “hubo un oficialismo soberbio que entendió que quizás, con el transcurso de las horas, conseguiría doblegar la voluntad de alguien que vote” aunque también cuestionó a “la interna que tiene el bloque de Cambiemos para resolver si son halcones o sin son palomas".

El primero en poner el grito en el cielo por la actitud del oficialismo fue el diputado de la UCR, Miguel Bazze, quien recordó que apenas iniciada la sesión, el propio Negri había planteado un cuarto intermedio “para volver este proyecto a comisión y siguieron adelante con todo el debate", y que "durante mucho tiempo siguieron adelante con eso".

"Ahora otro bloque, ni siquiera el oficialismo, pide la vuelta a comisión, y encima nos están diciendo que ustedes son los que tienen paciencia”, afirmó Bazze, al señalar que "no, somos nosotros los que tenemos paciencia! Estamos buscando la posibilidad de reformular esto, se lo dijimos todo el debate… ¡Este fue un esfuerzo nuestro, no del oficialismo!”.



De esta manera, Bazze hizo referencia a la moción del diputado de Juntos Somos Río Negro Luis Di Giácomo, que había pedido pasar a un cuarto intermedio hasta el martes para volver a tratar en comisión el Presupuesto 2022, con la presencia del ministro de Economía, Martín Guzmán.

Ese planteo finalmente resultó rechazado por 128 votos en contra y 122 a favor de devolver a comisión el texto del Poder Ejecutivo, tras el fuerte cruce.

Ver comentarios