En el listado de fracasos inobjetables del gobierno de Mauricio Macri, la lucha contra la pobreza y la inflación pelean por el primer lugar. Del primer punto quedó rehén el ex presidente cuando pidió a los argentinos que midan su gestión en base a la baja que tendría el índice al finalizar su gobierno: terminó largamente por encima de cuando asumió -según los datos de la UCA, ya que los del Indec no fueron continuados-.

La inflación fue, además, una de las causantes del desastre de cerrar su mandato con un nivel de pobreza cercano al 40,8%. A diferencia del kirchnerismo, que negaba directamente la existencia de la inflación como un problema, Macri puso a la suba de precios como un eje de su discurso y de su gestión.

En la campaña del 2015 sobró la situación. Dijo que frenar la carrera entre salarios y precios sería "lo más fácil" de su hipotético gobierno, y remarcó que el problema "demuestra tu incapacidad para gobernar", en referencia al kirchnerismo.

Esas dos sentencias volverían durante su mandato como un búmeran para atormentarlo ante cada publicación del Indec. Durante el 2016, su primer año, trepó hasta el 40,9%, impulsado por el "sinceramiento" de las tarifas de servicios públicos, salud y transporte. Ese primer año caótico tuvo la guerra de las tarifas como eje, con el ministro Juan José Aranguren ejecutando lo que él definió como "un excel que hay que cumplir" para bajar los subsidios que pagaba el Estado. Era el gradualismo que indexaba los precios de la energía al dólar, una bola de nieve que sería imparable.

En la campaña del 2015 sobró la situación. Dijo que frenar la carrera entre salarios y precios sería "lo más fácil" de su hipotético gobierno, y remarcó que el problema "demuestra tu incapacidad para gobernar", en referencia al kirchnerismo.

Un fallo de la Corte Suprema frenó los incrementos y exigió al gobierno "razonabilidad". Entonces, desde el Ejecutivo admitieron que no había calculado el impacto en los precios generales de los anuncios.

De 12 a 25

El 2017 quizás haya sido el mejor año de la gestión de Macri. Fue el único con meses de crecimiento de la actividad económica, impulsada por el agro. A la proyección oficial, que había puesto en el Presupuesto un aumento de precios de entre el 10 y el 12% se la descartó el primer mes del año, cuando pasó a 15.

Ya para febrero Macri deseaba "terminar el año por debajo del 20%": terminó en 24,8%. En el medio, y con el fin de ganar las elecciones, pospusieron todos los aumentos para el año siguiente. Si bien fue alta, y el doble que lo proyectado, era una baja frente al año anterior".

El crack

El 2018 comenzó con buenas noticias para el gobierno, que ya hacía cálculos sobre cuándo podrían bajar la inflación a menos de un dígito. La proyección otra vez era optimista: desde el Banco Central la estimaron en 10%, con un margen de error de 2%. Fue del 47,6%.

El 27 de abril de ese año el dólar se disparó, y el resto es conocido: el regreso al FMI, la eyección de Federico Sturzenegger, el caos interno de Cambiemos y una crisis que se iría profundizando cada día hasta el fin del mandato. El año pasado repitieron el esquema de congelar tarifas para no sumar rechazo en un año electoral.

Pese a eso, la crisis, el dólar que no frenaba y la inercia lo llevaron a ser el récord que cerró un mandato signado por subas largamente por encima de lo proyectado, que configuraron una pérdida de poder adquisitivo generalizada.

Ver más productos

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Descubrí estas tendencias imperdibles

Descubrí estas tendencias imperdibles

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

Ver más productos