Los empresarios Alejandro Ivanissevich, de Emgasud, y Manuel Santos Uribelarrea de MSU, aseguraron este lunes ante el juez federal Claudio Bonadio, que ellos también hicieron pagos indebidos a funcionarios kirchneristas para financiar campañas electorales.

Según fuentes judiciales, ambos declararon que los aportes se los pidió Roberto Baratta, ex funcionario del Ministerio de Planificación Federal y mano derecha del ex ministro Julio De Vido, detenido en esta causa.

Uribelarrea dijo que en 2015 Baratta lo llamó para tener una reunión y en ella, le pidió plata para financiar  la campaña de ese año.

Detalló que le reclamaron 100 mil dólares y él los pagó en tres cuotas, una antes de las primarias y las otros dos previas a las generales.

Además, dijo haberse sentido "presionado" para realizar ese pago, algo de lo que también ratificó en su indagatoria el empresario Ivanissevich.