Germán Garavano, admitió hoy que "no ha habido avances" en la búsqueda de Santiago Maldonado, desaparecido hace 28 días, confirmó que el Gobierno podría presentarse como querellante en la causa y no descartó que en el hecho haya intervenido la Gendarmería, al advertir que esa es una hipótesis que aún se investiga.

Cuando le preguntaron al ministro si el joven podría estar con vida, manifestó: "Tengo esperanza que sí".

Además, Garavano confirmó que el Gobierno podría presentarse como querellante en la causa: "La Secretaría de Derechos Humanos está evaluando los antecedentes".

El funcionario afirmó también que el Gobierno quiere "facilitarle al juez y a los fiscales esta tarea que están desarrollando" para encontrar el joven de 28 años, cuyo paradero se desconoce desde que Gendarmería reprimiera a un grupo mapuche en el noroeste de Chubut.

Garavano, contrariamente a su par de Seguridad, Patricia Bullrich, que niega de manera terminante que gendarmes tengan que ver con la desaparición, sostuvo que el Gobierno está "un poco a la espera de saber qué pasó, si intervino como dicen algunos testigos esa fuerza de seguridad o eso no se verifica y hay que buscar otras hipótesis":

El funcionario nacional manifestó que "es una situación muy complicada" la búsqueda del joven y recordó que, además del juez federal de Esquel, Guido Otranto, están investigando "tres fiscales", la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin) y la "Fiscalía Nacional de Investigaciones Administrativas por el sumario administrativo que se lleva adelante en el Ministerio de Seguridad por la actuación de los gendarmes" el día que, se estima, desapareció Maldonado.

Pese a las declaraciones del Ministro, la Liga Argentina por los Derechos del Hombre lo denunció a él, al presidente, a otros dos ministros, dos secretarios y cinco jefes de la Gendarmería fueron denunciados por la "desaparición forzada" del joven Santiago Maldonado.

La denuncia fue hecha ante la Cámara Federal porteña y, tras el sorteo de rigor, recayó con el número 12.445/2017 en el juzgado federal 6, de Rodolfo Canicoba Corral.

Fuente: DYN