El ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, afirmó este domingo que habrá penas más severas contra funcionarios corruptos, al adelantar lineamientos del proyecto de reforma del Código Procesal Penal Federal. "La reforma planteará penas más altas para los delitos de corrupción", aseguró el funcionario a Radio Mitre.

Agregó que "lo que viene es un código penal con penas más equilibradas”, que lo que “busca es homogeneidad” y un sistema que “permita vivir en un país más justo". "Nuestro país está desequilibradoáen materia de procesos penales y por ejemplo la reforma planteará penas más altas para los delitos de corrupción”, adelantó.

En este contexto, el ministro planteó también que la de las víctimas de delitos es la parte “más olvidada” en el proceso penal. "La víctima siempre fue la más olvidada en el proceso penal, por eso es necesario generar un equilibrio donde no se trate de mano dura sino de poder poner a la víctima en el lugar que corresponde”, dijo.

Remarcó que lo que se busca es que “las víctimas puedan participar en el proceso" ya que el hecho de ser “la gran olvidada en el proceso penal,  genera heridas en la sociedad". Garavano sostuvo que "el Código Penal genera mucha heridas en el tejido social y lo que se busca con la reforma es un sistema que nos permita vivir en sociedades más pacíficas y justas".

"En la implementación del 2020, que contiene muchas reformas en ese sentido, se permite la discusión de la legítima defensa", dijo en alusión al programa de su ministerio que apunta a generar mayor diálogo con  la sociedad. Por último, se refirió a la acusación en Brasil contra el director general de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), y consideró que "son temas de una época en la que (Gustavo Arribas) no tenía ninguna participación en la política pública y ni siquiera vivía en el país”.